Griñán: "El PSOE debe atender los problemas reales, el debate interno nos aleja mucho de la gente"

"Hay PSOE para mucho tiempo", ha sentenciado el presidente de la Junta de Andalucía.

el 21 abr 2013 / 13:26 h.

El presidente de la Junta de Andalucía y del PSOE, José Antonio Griñán, ha manifestado que los socialistas deben ahora centrarse en "atender los problemas reales" de la ciudadanía, asegurando que la "discusión nominalista" actual sobre quién puede ser el futuro líder del PSOE es "una locura" que distancia al partido de una población que "está padeciendo una situación límite".

   El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, en un momento de la entrevista. En una entrevista publicada este domingo por el diario Información de Alicante, recogida por Europa Press, el presidente del PSOE federal ha mostrado su preocupación sobre la actual "desafección política" de la ciudadanía, que "deteriora especialmente a los partidos tradicionales". Así, ha señalado que "una de las razones por las que la ciudadanía se está separando de la política tradicional es por la falta de conexión con sus problemas", por lo que considera "una locura" la actual "discusión nominalista" que se está produciendo sobre quién podrá liderar el PSOE, señalando que la ciudadanía "no entiende" este debate. "Respeto profundamente y quiero, con verdadera amistad, a Patxi López, a Eduardo Madina, a Carme Chacón... Por eso mismo, mi amistad con todos ellos me anima a decirles: el momento de la competencia todavía no ha llegado", ha aseverado. Del mismo modo, ha defendido que, "cuando llegue el momento, que insisto que no es ahora, debemos dejar que hable toda la militancia". Asimismo, ha dejado claro que está "plenamente de acuerdo" con la actual Ejecutiva del partido, surgida tras el último congreso socialista que eligió a Alfredo Pérez Rubalcaba como secretario general y a él mismo como presidente. No obstante, ha rehusado pronunciarse sobre si apoyaría a Rubalcaba como posible candidato en un futuro. "Para eso yo siempre utilizo la misma expresión: cuando lleguemos al río, cruzaremos el puente", ha apostillado. Además, ha mostrado su confianza en la pervivencia del PSOE, un partido con 134 años de historia que ha "superado exilios, dictaduras, cárceles...". "Hay PSOE para mucho tiempo", ha sentenciado.

MEDIDAS CONTRA LA EXCLUSIÓN SOCIAL

Para Griñán, uno de los factores que influyen en la pérdida de confianza en la política es la crisis económica, que "ha provocado una exclusión social nueva que afecta muchísimo a las clases medias" y a los trabajadores. En esta línea, ha destacado que, si no se toman "decisiones concretas" para solucionar los problemas de la población, "la gente se irá de la política", y eso es una responsabilidad "de todos". Por ello, ha señalado que su intención es, a través de una normativa autonómica o llevando una iniciativa al Congreso, "dar garantías a las personas que puedan estar en inferioridad de condiciones, aumentando el mínimo inembargable, las garantías salariales y de despido en el caso de quiebra empresarial". Además, ha abogado por "crear una plataforma legislativa nacional con una estrategia contra la exclusión social que, efectivamente, incluiría esas medidas". En este sentido, ha anunciado que pretende proponer al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, una "estrategia contra la exclusión social", algo que hará "quizás en una conferencia de presidentes", ha apuntado.

"EL DECRETO DE VIVIENDA NO ES UN PARCHE"

De igual modo, Griñán ha puesto en valor las medidas adoptadas por la Junta de Andalucía como la creación de oficinas de asesoramiento para personas en riesgo de desahucio y la reciente aprobación del decreto andaluz de la función social de la vivienda. El presidente autonómico ha destacado que esta normativa "no es un parche", sino que el Gobierno andaluz ha adquirido una "vía de solución" en "una situación de anormalidad, con muchísimas personas que se pueden quedar sin un techo y con muchas viviendas vacías". Preguntado por la advertencia realizada esta semana por el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, sobre que el decreto andaluz dificultará la obtención de hipotecas, Griñán ha mostrado su convencimiento de que "ninguna entidad financiera, con garantías suficientes, dejará de hacer préstamos". En esta línea, ha resaltado que "la responsabilidad de gran parte de lo que está pasando es que los bancos prestaron por encima de sus posibilidades", y que después de que el sector público se haya "endeudado para salvar, fundamentalmente, a los bancos", considera que "ahora la banca tiene una función social que cumplir". Asimismo, ha defendido el "camino" marcado por el Gobierno de coalición entre PSOE-A e IULV-CA al frente de Andalucía. "Hay cosas de Izquierda Unida que no comparto y estoy seguro que, al revés, ellos tampoco están conformes. Es lo de menos. Pero en lo que queremos hacer, sí estamos de acuerdo. Y eso es un gobierno estable", ha señalado.

ERES

Sobre el caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE) fraudulentos en Andalucía, el presidente andaluz ha defendido que él mismo fue "el que denunció, persiguió y resolvió un problema que existió durante muchos años". Así, ha puesto en valor la labor llevada a cabo en Andalucía al "denunciar todos los supuestos de corrupción internos que se hubieran podido producir", la constitución de "comisiones de investigación internas con funcionarios del gabinete jurídico de la Junta, que han acusado, pedido la imputación y el afianzamiento, incluso, de alguna persona que ha sido consejera del gobierno". "Es decir, investigar, denunciar, aclarar y exigir responsabilidades", ha aseverado. Preguntado sobre si cree que un cargo público debe dimitir al ser imputado, Griñán ha indicado que "depende" del caso. "Una imputación supone una tacha pero, desde luego, hay que ver el origen que tiene antes de decidir", ha apuntado.

"SE HAN DICHO MUCHOS DISPARATES" SOBRE LA MONARQUÍA

En otro orden de cosas, sobre la actual situación de la Casa Real, Griñán ha indicado que, al margen de que el PSOE y él mismo tengan "espíritu republicano", considera que en el debate generado en torno a la Monarquía "se han dicho muchos disparates", y ha defendido que la Transición "fue modélica y se hizo a través de un consenso constitucional que contempla una monarquía parlamentaria". Sin responder a si respalda la petición del líder del PSC, Pere Navarro, al pedir la abdicación del rey Juan Carlos, ha reconocido que hay dos aspectos de la Monarquía que no comparte, como son la Ley sálica que determina que la corona sea para el varón ni que el rey sea el Jefe de las Fuerzas Armadas, algo que considera "un anacronismo".

"BUENAS PERSPECTIVAS" ELECTORALES

Por último, Griñán ha mostrado su confianza en el secretario general de los socialistas valencianos, Ximo Puig, señalando que "sobre su figura se tiene que nuclear una oposición útil, constructiva y capaz de asumir toda la sensibilidad social". "Las (elecciones) autonómicas son un desafío y creo que tenemos buenas perspectivas en Madrid, Castilla-La Mancha, Extremadura y Comunidad Valenciana, algo que puede ser la base para un salto adelante", ha concluido.

  • 1