Local

Griñán emprende su batalla por el campo

El presidente se reúne hoy con los líderes políticos

el 19 ene 2011 / 20:28 h.

TAGS:

Arenas, ayer en un invernadero de El Ejido.

El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, recibirá hoy a los líderes políticos para buscar un frente común sobre la defensa de Andalucía en Europa, un acuerdo que trasladará a Bruselas la semana que viene, cuando se entreviste con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso. El momento es muy delicado: a punto de extinguirse los fondos estructurales y de redefinirse la Política Agraria Común (PAC), Andalucía -sobre todo el campo- se juega su futuro económico. En esta batalla, Griñán confía en que el papel de la ministra andaluza de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, ayude a los intereses de la comunidad.

La oposición asegura que acude a la reunión -la cuarta del mandato de Griñán- con espíritu constructivo y dispuesta a pactar una posición común, aunque exige al presidente que sea implacable en la defensa de Andalucía. El jefe del Ejecutivo reclamó ayer a PP e IU "esfuerzos" para convencer a la UE de que Andalucía necesita un "periodo de adaptación" como región que ha dejado de ser beneficiaria de ciertos fondos comunitarios al haber alcanzado la competitividad. En un momento de crisis como el actual, la Junta trasladará a Europa que Andalucía -con un alto índice de paro- necesita "recursos extraordinarios". PP e IU coinciden en que la comunidad no puede permitirse perder "ni un euro".

La mayor amenaza es que la reforma de la PAC se materialice en un trasvase de fondos desde Andalucía a otras regiones españolas para igualar la renta agraria. Ese es el principal temor de la Junta y la postura del Gobierno central aún no está clara. La Comisión Europea propone que, a partir de 2014, el reparto actual de las ayudas vire hacia un sistema con más primas para los productores que cumplan ciertos requisitos ecológicos y hacia una mayor igualdad entre los beneficiarios. Ese trato equitativo trae secuelas para Andalucía, principal región española en pagos comunitarios. Los objetivos de la Junta pasan por un presupuesto suficiente para mantener las rentas de los agricultores y la competitividad; preservar el principio de subsidiariedad de forma que las regiones tengan el protagonismo en esta política y favorecer el apoyo a la producción.

El líder del PP-A, Javier Arenas, avanzó ayer en El Ejido (Almería) el documento que entregará hoy a Griñán y que demanda que se incluyan indicadores como el paro a la hora de repartir los fondos. "Yo voy para ayudar en lo que pueda, con la esperanza de conseguir compromisos de verdad, ya que dedico la inmensa mayoría del tiempo a proponer y no a criticar", señaló. El PP quiere que el pacto no quede en el ámbito político, sino que trascienda a las organizaciones agrarias y sociales. El coordinador de IU, Diego Valderas, aseguró que Andalucía "no se puede permitir el lujo de perder 800 millones".

Griñán pidió concretamente a Arenas que arrime el hombro porque tiene "más capacidad de decisión en Europa que en Andalucía". El PSOE-A recriminó al líder popular que apoye una "traición al campo andaluz", en alusión a la propuesta que el PP ha llevado al Congreso y que avala el trasvase de fondos entre regiones. Los socialistas andaluces, no obstante, deben tener en cuenta que el Gobierno aún no ha dejado claro si apoya esta opción.

  • 1