viernes, 14 diciembre 2018
17:50
, última actualización
Local

Griñán encabezará la lista del PSOE-A al Parlamento por Sevilla

el 06 feb 2012 / 10:24 h.

TAGS:

José Antonio Griñán será candidato a la presidencia de la Junta por Sevilla. El líder del PSOE-A  encabezará esta lista en otro gesto encaminado a subrayar la “unidad” que ahora defienden todos los socialistas que hace solo 48 horas libraban una lucha cainita.

El PSOE de Sevilla es el que ha vivido más dramáticamente este 38 congreso. Fue su secretario provincial, José Antonio Viera, quien se enfrentó directamente a la secretaria de Organización del PSOE-A, Susana Díaz, denunciando presiones “ilegales” para que los delegados votaran a Carme Chacón. El pulso llegó a ser entre Viera y Griñán. El dirigente sevillano pidió a sus 115 agrupaciones que apoyen a Griñán y dijo que es “un honor”.

En la apuesta de Griñán por Sevilla hay también cálculo electoral. Pese a que los populares lograron recortar 23 puntos a los socialistas respecto a 2008 en las elecciones del 20 de noviembre, Sevilla fue –con Barcelona– la única que resistió en rojo el tsunami del PP. Dentro del feudo andaluz fue la única provincia inquebrantable. El alcalde Juan Ignacio Zoido (PP) estará frente al presidente andaluz.

Un día después de que terminara el 38 Congreso del PSOE que eligió líder a Alfredo Pérez Rubalcaba el cierre de filas siguió surtiendo efecto. Los socialistas tienen en su ADN llegar a lo peor en sus luchas fratricidas, pero con las mismas, un día después se dan un abrazo y aseguran que todos han ganado. Al menos hasta que pasen las elecciones andaluzas del 25 de marzo. Así ocurrió el domingo y todavía más ayer.

Lo advirtió Rubalcaba desde Madrid tras la primera reunión de su ejecutiva: no solo va a trabajar “codo con codo” con Griñán, sino que lograr un buen resultado en este combate electoral “es sin duda una emergencia para el PSOE”. Según contó, ya estuvo conversando la tarde del domingo con Griñán sobre cómo actuar ante las autonómicas. Como “amigos” y “socialistas”, los dos están de acuerdo en la estrategia. Los socialistas andaluces deberán cambiar sus cábalas, querían una campaña con Chacón, más joven y un nuevo rostro tras la debacle del 20-N. Rubalcaba ha aupado a Griñán a la presidencia del PSOE en sustitución de Manuel Chaves para salvar su liderazgo ante las elecciones. Griñán, tras Chacón, fue el gran perdedor.

Susana Díaz, la número dos del PSOE-A, y a la que algunos señalan, junto al portavoz parlamentario Mario Jiménez, como artífice de la fracasada estrategia de la “neutralidad activa” –que resultó ser mucho más activa a favor de Chacón que neutral–, dio muestras ayer de lo fácil que es pasar página sin reflexiones, sin autocrítica. “Hemos ganado todos los compañeros. La democracia fortalece siempre”, dijo.

Pero todas esas palabras cantando a la unidad deberán convertirse en hechos en la elaboración de las listas al Parlamento que empiezan esta misma semana. El problema de la lista del PSOE de Sevilla no es que la encabece Griñán. El aparato oficial del partido en esta provincia, en guerra con Susana Díaz –vieja conocida del PSOE sevillano, donde ha hecho toda su carrera–, no hará nada que pueda dañar al candidato. O eso dicen. El problema se plantea con el hecho de que Susana Díaz, número dos del PSOE-A, ocupe el puesto siguiente a Griñán. “Estaré donde mis compañeros quieran que esté”, aseguró al respecto.

Parece que las armas están enterradas hasta que pasen las elecciones y todos apuestan por la paz hasta superar las andaluzas. Las primeras en las que el PP tiene opciones más que reales de alcanzar mayoría absoluta. Eso sí, el ambiente está tan cargado que cualquier chispa puede avivar el fuego. En Sevilla, como en todas las provincias donde hay dos corrientes muy claras enfrentadas, hará falta mucha mano izquierda y mucha finura para evitar nuevos enfrentamientos. En Cádiz y Jaén, Luis Pizarro y Gaspar Zarrías siguen siendo hombres fuertes.

Pero en la provincia gaditana los griñanistas se han articulado en un frente numeroso (se quedaron a ocho votos de imponerse en la elección de delegados) y exigirán que sus nombres también vayan al Parlamento. Ayer el secretario provincial, Francisco González Cabaña, pidió “juego limpio” y aseguró que los comités provinciales que obligarán a votar las propuestas de listas entre los militantes este fin de semana son una invención de San Vicente. La lista gaditana la liderará Pizarro.

En Jaén, donde Zarrías no tiene problemas se garantizará la presencia de veteranos como Micaela Navarro o Francisco Vallejo. La dificultad la encontrará Mar Moreno, número dos del Gobierno. En Almería, Martín Soler o Fuensanta Coves tendrán que tener su hueco. En Granada, Málaga o Córdoba los rubalcabistas también pedirán su sitio.

Díaz recetó “talento y talante” y aseguró que la palabra la tienen ahora las ejecutivas provinciales. Todas las propuestas deberán estar aprobadas el fin de semana y el PSOE-A, en su Comité Director, las aprobará el 15. Después se elevaran al Comité Federal de Listas, que tiene la última palabra, según recordaron ayer desde Ferraz. Díaz se resistió en rueda de prensa ha admitirlo así.

Las candidaturas deberán ser paritarias y contar con cuatro mujeres y cuatro hombres en puestos de salida. Ya hay tres nombres masculinos. Griñán (Sevilla), Pizarro (Cádiz) y Mario Jiménez, que dijo ayer que encabezará la lista por Huelva. A partir de ahí deberán además de caber todas las sensibilidades del PSOE-A: los de Chacón y los de Rubalcaba; los que están con Griñán y Díaz o son críticos; los de la nueva dirección y los de la vieja guardia de Chaves. Son los mismos. Todos forman parte de las dos mitades del PSOE andaluz que no deberían de pelearse hasta que pase marzo.

  • 1