martes, 13 noviembre 2018
16:31
, última actualización
Local

Griñán espera tener cerrado un acuerdo con IU antes de la constitución del Parlamento

el 12 abr 2012 / 13:35 h.

TAGS:

José Antonio Griñán (c), junto a los secretarios regionales de UGT y CCOO, Manuel Pastrana (i) y Francisco Carbonero.
El secretario general del PSOE andaluz y presidente de la Junta en funciones, José Antonio Griñán, ha expresado su confianza en tener cerrado un acuerdo con IULV-CA que permita la formación de un gobierno estable para los próximos cuatro años antes de la constitución del Parlamento andaluz, que tendrá lugar el próximo jueves día 19.

Griñán se ha pronunciado de este modo en rueda de prensa tras reunirse con los secretarios regionales de UGT, Manuel Pastrana, y de CCOO, Francisco Carbonero, quienes le han trasladado, como ya hicieron el pasado lunes con el coordinador general de IULV-CA, Diego Valderas, sus preferencias por un acuerdo que permita la formación de un gobierno de coalición como mejor fórmula para garantizar la estabilidad durante toda la legislatura.

Preguntado por si se ve constituyendo el Parlamento sin tener cerrado un acuerdo con IULV-CA, el líder del PSOE-A ha admitido que "sería más complicado" porque, en su opinión, "todo tiene que estar función de lo que queramos hacer entre todos". "Hemos puesto la fecha del día 19 para tener prácticamente los deberes hechos y creo que se puede hacer", ha añadido Griñán, que ha defendido que "es importante que se sepa pronto que se puede formar un gobierno estable para los próximos cuatro años".

Estas declaraciones de Griñán se producen después de que el coordinador general de IULV-CA, Diego Valderas, manifestara ayer que no sabía si se alcanzaría un acuerdo con el PSOE-A, bien de legislatura o de gobierno antes del día 19, apuntando que nadie les "marca el ritmo".

El secretario general del PSOE-A ha insistido en la necesidad de que Andalucía cuente con un gobierno estable para los próximos años, y ha explicado que las reuniones con Izquierda Unida están ahora en la fase de definir programa, propuestas y proyecto y que la última fase será cómo se configura el gobierno, que puede ser "monocolor o bicolor, pero, en todo caso, permitiendo la estabilidad".

Ha recalcado que ahora mismo es importante ponernos de acuerdo en un programa y, a partir de ahí, se verá si es un "programa para cuatro años, que es lo que pedimos, y si se forma un gobierno entre las dos partes o de una sola parte, pero esa es la última fase de la negociación".

"Es importante que se sepa pronto que se puede formar un gobierno estable", según José Antonio Griñán, para quien ese es también el objetivo prioritario que tiene Izquierda Unida, que con doce diputados "no es una fuerza extraparlamentaria ni marginal, sino que tiene muchos votos detrás".

"Tanto ellos como nosotros somos tan comprensivos con la realidad que tiene ahora mismo nuestro país que queremos un gobierno estable para Andalucía que dialogue institucionalmente con el Gobierno de España e impida que la avaricia de los mercados financieros ponga en riesgo nuestras conquistas", ha expresado.

LOS SINDICATOS LE RECLAMAN GOBIERNO COMPARTIDO

Por su parte, Manuel Pastrana ha recalcado que la mejor fórmula de gobierno para hacer frente a los distintos retos que hay por delante es un "gobierno compartido", con una metodología de codecisión a la hora de poner en marcha las distintas medidas, como la lucha contra el desempleo.

"Es importante la firmeza y cohesión del gobierno para afrontar enormes retos, con la implicación directa de ambos partidos, en base a un plan de legislatura que permita impulsar la economía, el empleo y garantizar las tres agendas prioritarias, como son la económica, la de garantía del mantenimiento de los servicios públicos, y la referida al diálogo y la concertación".

Ese nuevo gobierno andaluz, a su juicio, tendrá que poner de manifiesto desde sus primeras actuaciones que se pueden hacer las cosas de otra manera frente a la actual situación de crisis y a las medidas que la derecha europea está empeñada en llevar a cabo. Ha lamentado el "boicot político" que el Gobierno de España ha emprendido contra Andalucía al poner "en cuestión la solvencia económica" de la Junta.

Acto seguido, Francisco Carbonero también ha trasladado a Griñán la necesidad de que Andalucía cuente con un "gobierno de coalición" PSOE-IU para "poder confrontar una forma distinta de hacer política, frente a las políticas del Gobierno de la 'ruina", en referencia al Ejecutivo de Rajoy.

"Estamos en condiciones de demostrar una vez más que se pueden hacer las cosas de una manera distinta", según Carbonero, quien ha acusado al Ejecutivo nacional de "machacar y destrozar" no solo los derechos, sino la credibilidad de España dentro y fuera.

El dirigente de CC.OO-A ha reclamado un "gran acuerdo" en Andalucía, a partir de la configuración del nuevo gobierno, en materia de empleo, de políticas de igualdad (educación, sanidad y servicios sociales), de reactivación económica y de defensa del Estatuto andaluz.

  • 1