domingo, 17 febrero 2019
14:18
, última actualización
Local

Griñán exige ya la 'gran caja'

el 24 jun 2010 / 19:35 h.

TAGS:

  • El presidente de la Junta tenía ayer escrita en mayúsculas en su agenda la palabra "cajas". Seguirán siendo las máximas protagonistas en su agenda al menos el próximo mes. Por vez primera y durante la sesión de control en el Parlamento andaluz, José Antonio Griñán, destapó sus cartas.Quiere una gran caja netamente andaluza y debe construirse ya. "En breve", "rápido", apuntó. Así además se lo hizo saber en un almuerzo posterior a los secretarios provinciales del PSOE andaluz. La semana próxima se reunirá con los líderes de la oposición y se despejará el cómo y el cuándo, aseguran desde el partido. Los contactos entre las cajas andaluzas ya han comenzado, sostienen.

     

    Griñán reclamó una gran caja, con domicilio en Andalucía. Una entidad, que se posicionará muy arriba en el ranking nacional -dijo- y que permitirá "impulsar la recuperación de la economía" y "revertir los beneficios sociales de su gestión en Andalucía". Una fusión a tres bandas, liderada por Unicaja y Cajasol y a la que, en opinión de Griñán, se debería de sumar Caja Granada, actualmente inmersa en una fusión fría con cajas foráneas de la que tendría que desdecirse.

    Para que ese proyecto, largamente acariciado por los socialistas, llegue a buen puerto el Gobierno andaluz está convencido de que tiene que contar con la oposición. Por eso el lunes y martes Griñán recibirá en su despacho a Javier Arenas (PP) y Diego Valderas (IU). El tono de los líderes políticos demostró, a priori, que en este asunto puede existir acuerdo. Tanto Arenas como Valderas aplaudieron la iniciativa del presidente. En el caso del PP el diálogo ya se abrió la semana pasada. Los números dos, el vicesecretario general del PSOE-A,Rafael Velasco, y el secretario general del PP-A, Antonio Sanz, desbrozaron el camino para la fusión de Unicaja y Cajasol. Ayer sellaron un primer acuerdo en el Parlamento preludio de la cita del lunes. Los cargos locales electos no podrán sentarse en los consejos de administración de las cajas.

    Después de señalar en el Parlamento cuál es su hoja de ruta, el presidente andaluz, secretario general del PSOE-A, había citado en un almuerzo crucial a todos los secretarios generales del partido en cada provincia. Sólo se ausentó el secretario provincial del PSOE de Cádiz, Francisco González Cabañas. Griñán habló tan claro como lo había hecho en la Cámara. Exigió que todos remen en la dirección de la gran caja andaluza, aparcando las resistencias localistas que hasta hoy han lastrado el proyecto.Bajo lupa están los socialistas en Granada, Málaga y Sevilla. El Gobierno andaluz tiene claro, después de casi once años desde que planteó la necesidad de una gran caja andaluza, que éste es el último tren. En mitad del terremoto financiero en el que las grandes cajas de otras comunidades como Caja Madrid o La Caixa se adueñan el mapa y arrinconan a las andaluzas, es ahora o nunca, avisan. El secretario general del PSOE-A preguntó a sus dirigentes locales si tenían dudas. Nadie las expresó, según fuentes de la ejecutiva.

    Sorprendió el tono de Griñán en la Cámara. Nada de ambigüedades ni circunloquios. Después de meses asegurando que el Gobierno andaluz apoyaría cualquier operación destinada a "fortalecer el sistema financiero andaluz", ayer se pusieron nombres y apellidos a la operación que la Junta tiene en mente. Tras la operación fallida de Unicaja y Cajasur, que ha terminado con la caja de la Iglesia intervenida por el Banco de España, quedan tres piezas por encajar. Griñán expresó su deseo de que Cajasur se quede en manos andaluzas.

    Los socialistas aseguran que tanto el presidente de Cajasol,Antonio Pulido, como el de Unicaja, Braulio Medel, ya han abierto conversaciones. La entidad sevillana está culminando una fusión con Caja Guadalajara. La malagueña acaba de cerrar su unión con Caja Granada. Griñán se refirió en la Cámara a la posibilidad de que ambas entidades se "coaliguen" para quedarse con Cajasur. Pulido respondió que apoyará "toda operación que vaya encaminada a fortalecer el sistema financiero en Andalucía".

    A Caja Granada, Griñán le reclamó "una reflexión profunda de sus órganos de decisión". Según fuentes de la dirección provincial socialista no habrá mayor problema si el PP se suma a esa posición. Cabría, dicen, un cambio de rumbo en Caja Granada, la menor y la que hasta ahora ha defendido con más ahínco su territorio y su rechazo a ser engullida por otra entidad andaluza.

    El líder del PP-A, Javier Arenas, aplaudió un debate "edificante" y abogó por sacar a las cajas de "la batalla partidista". Desde IU, Diego Valderas, reclamó a Griñán que pase de las palabras a los hechos y deje "una neutralidad ineficaz y torpe".

    • 1