Local

Griñán: "Las diputaciones son y seguirán siendo imprescindibles"

El presidente lamenta que Valderas crea que “va de farol” en la reforma electoral y exige “consenso”

el 19 jun 2011 / 20:26 h.

TAGS:

Griñán, junto al presidente en funciones de la diputación provincial de Sevilla, Antonio Rodríguez Villalobos (izquierda). / a. acedo

"Las diputaciones provinciales han sido, son y serán imprescindibles". Esta es la postura rotunda del presidente de Andalucía, José Antonio Griñán, divergente con la que formuló en sentido contrario tanto el expresidente del Gobierno Felipe González como su antecesor en el cargo, el expresidente de la Junta, Manuel Chaves. Griñán fue preguntado ayer al respecto, durante un acto público en San Juan de Aznalfarache (Sevilla), y en esta ocasión no dejó lugar a dudas ni dobles interpretaciones. "Las diputaciones han sido y seguirán siendo importantes", dijo, "la Constitución establece que son una unidad político-administrativa que representa a la provincia". A partir de ahí, añadió, "se pueden abrir todos los debates que queramos".

Pero hace tiempo que el debate sobre la necesidad y el sobrecoste de las diputaciones provinciales está sobre la mesa. La dialéctica entre PSOE y PP en el Parlamento a cuenta de las políticas de austeridad terminan confluyendo en las diputaciones. Los populares consideran que son instituciones "opacas", poco expuestas al análisis y al juicio de los medios de comunicación, y acusan a los socialistas -que hasta la fecha habían gobernado en siete de ocho- de haberlas usado como un "cementerio de elefantes" donde mandaban a los exdirigentes y exaltos cargos del PSOE que habían "fracasado en unas elecciones" o "reemplazados en sus puestos".

Pero ha sido esta semana cuando el tema ha arraigado en el debate político a partir de las declaraciones de González y Chaves. "Que supriman las diputaciones de una vez, que son redundantes y poco útiles. Y que se creen agrupaciones de municipios, porque son más de 8.000 y no da para eso el país", dijo el expresidente del Gobierno. Chaves no rechazó la idea de eliminar las diputaciones, pero advirtió de que sería un proceso costoso, y que sería preferible reducir el número de ayuntamientos, empezando por los municipios de menos de 2.000 habitantes, que podrían fusionarse, agruparse en áreas metropolitanas o en mancomunidades. Toda esta lluvia de ideas, el PP de Javier Arenas la ha interpretado como un oportunismo político más del PSOE, que justo habla de suprimir diputaciones cuando ha perdido cinco en Andalucía. Por si acaso, Griñán dejó claro ayer que "el trabajo que están haciendo las diputaciones debe ser resaltado".

Reproches. Griñán también quiso aclarar ayer que su formación política sólo apoyará la reforma de la ley electoral si "hay un consenso unánime" entre todas los partidos políticos. El presidente de la Junta lamentó que el coordinador general de IU en Andalucía, Diego Valderas, dijera en una entrevista con este periódico que "va de farol" en su compromiso a debatir un cambio normativo que dé más representatividad y pluralismo al Parlamento. "Yo siempre dije que si hay consenso unánime entre todas las fuerzas, yo adelante, pero siempre con consenso", advirtió. En el último pleno parlamentario, Griñán recogió el testigo de Valderas, que le pidió replantearse el número de escaños en la Cámara. El presidente aseguró que se abordaría el tema en el debate comunitario, que será el 29 y 30 de junio. Las palabras de Griñán pusieron nervioso al PSOE, que cree que no es el momento de abordar este asunto, justo ahora que los socialistas han perdido las municipales. El líder de IU cree que la oferta de diálogo de Griñán no es seria, y el presidente afeó ayer a Valderas que sólo quiera poner en marcha la reforma electoral "que él quiere". "Estamos hablando de las reglas del juego y éstas no se pueden modificar por un solo jugador, sino por el consenso de todos los jugadores", sentenció.

  • 1