miércoles, 21 noviembre 2018
04:43
, última actualización
Local

Griñán: "No olvidaré las luces, pero tampoco las sombras"

el 06 jul 2012 / 16:59 h.

TAGS:

"Nunca voy a olvidar las luces de estos años pero tampoco olvidaré las sombras aunque sea para que no vuelvan a sorprenderme". Es una de las frases más contundentes del balance que el secretario general de los socialistas andaluzas ha realizado esta tarde en Almería durante el 12 congreso del PSOE andaluz . El socialista ha marcado una especie de raya en el agua: antes y después de las elecciones andaluzas. Si esta mañana proclamaba su liderazgo y negaba la existencia de críticos, esta tarde ha dejado claro que se siente más que acreditado y respaldado que nunca para hacer un PSOE a su medida y con los suyos. Ha sacado pecho y reivindicado que han logrado lo que muchos daban por perdido, conservar el Gobierno de Andalucía, y si algo ha remarcado es la importancia de quienes le han apoyado, dando por hecho que ha encontrado otros muchos que no lo han hecho.

El también presidente de los socialistas ha realizado una intervención muy en primera persona, en la que ha repasado la que a su juicio son las claves que permitieron al PSOE andaluz vencer a las encuestas y conservar un Gobierno de izquierdas en Andalucía. Griñán no ha restado crudeza al difícil momento político que ha atravesado el partido en los dos últimos años. El socialista ha señalado como claves de la resistencia del PSOE en las elecciones andaluzas el "acierto" de mantener las autonómicas separadas de las generales pese a las "dudas", la solidez del partido y la intuición de los andaluces de que "facilitar otra mayoría más a la derecha era conceder todo el poder a un único partido que ya empezaba a demostrar su rostro con la reforma laboral y la subida de impuestos". Griñán ha insistido en dar las gracias a sus colaboradores, a quienes han creído en él y le han ayudado a tirar del carro.

"Hoy me siento con más fuerza con más juventud y con más voluntad que nunca para impulsar nuevos cambios que han de servir a los andaluces", ha proclamado el líder andaluz. En la primera fila, junto a su esposa, le oía atentamente la catalana Carme Chacón, que ha llegado esta tarde al congreso ayudada con muletas tras a una operación del tendón de Aquiles. Griñán ha descrito el partido que quiere hacer para los próximos años y la palabra más repetida ha sido "renovación" y "ciudadanos". "Soy consciente de que Andalucía nos ha dado un toque de atención pero también de que podemos recuperar el terreno perdido", ha asegurado.

Sobre lo que espera de su futura dirección, de la que ya se sabe que el número dos será el actual portavoz parlamentario Mario Jiménez , ha hablado de capacidad, experiencia, savia nueva y trabajo en equipo. "Quiero autocrítica, quiero voces libres en el seno del partido, quiero debates profundos sobre lo que somos, debates entre nosotros y unanimidades a la hora de defender el socialismo", ha advertido. Griñán ha dejado claro que ahora sí hará los cambios que quiso hace dos años, cuando accedió a la secretaría general. "Si este partido no se renueva este partido dejará de existir", ha señalado.

El presidente de la Junta ha remarcado la importancia de Andalucía en el actual contexto político. "Difícilmente vamos a encontrar un momento tan crucial como éste en el que el socialismo andaluz tenga tanta importancia. Andalucía tiene que convertirse en una factoría de políticas y alternativas", ha pedido.
Su mensaje al Gobierno de Mariano Rajoy ha sido contundente: "Lealtad no es acatamiento ni un trágala y el Gobierno de Rajoy tiene que entender que nuestra lealtad también se expresa cuando disentimos y decimos que no". "No a la reforma laboral, no a la privatización de la sanidad y la educación, no a la amnistía fiscal y no al copago sanitario", ha añadido. El socialista ha defendido la solidez del pacto con Izquierda Unida. Una coalición, ha dicho, "que está demostrando fortaleza en momentos muy duros".

En este momento, los socialistas debaten a puerta cerrada y se esperaba que los críticos de las delegaciones de Cádiz, Córdoba, Málaga y Sevilla tomaran la palabra para expresar "sus discrepancias" frente a la dirección socialista saliente. No habrá voto en contra, se espera que el rechazo -si lo hay-se cifre en voto en blanco.

  • 1