Griñán pide a Zoido que medie con el Gobierno para evitar nuevos recortes

IU insiste en una consulta popular antes de meter de nuevo la tijera, al modo del "socialismo bolivariano"

el 07 mar 2013 / 11:07 h.

El presidente de la Junta ayer durante la inauguración de la residencia de El Zapillo, en Almería.

El Gobierno de la Nación no ha trasladado aún a la Junta si Andalucía debe recortar todavía más su Presupuesto en 2013, aunque el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, aseguró que las cinco comunidades que se habían desviado del objetivo del déficit al cierre de 2012 debían acometer nuevos ajustes. A falta de la comunicación oficial, el Gobierno andaluz ya ha dicho claramente que no piensa recortar más, mientras que desde el PP-A insiste en que va a ser "imposible" esquivar la tijera. En mitad de este galimatías, que es serio y que amenaza seriamente servicios básicos como sanidad y educación o bien nóminas y empleos públicos, el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, replicó a las advertencias del líder del PP-A, Juan Ignacio Zoido, para lamentar que estén "deseando que haya recortes", en declaraciones recogidas por Europa Press. El dirigente socialista emplazó al jefe de la oposición a mediar ante el Ejecutivo que preside Mariano Rajoy para que, entre otras medidas, permita la subasta de medicamentos y la recuperación del impuesto sobre los bancos. Ambas medidas suman 500 millones de euros.


"Bastaría con que el PP le dijera al Gobierno que abone a la Junta lo que nos debe correspondiente al Fondo de Competitividad o que, según marca el modelo de financiación, destinase el 50% del IVA que ha subido a Andalucía", aseguró Griñán a preguntas de los periodistas durante la inauguración del edificio del Centro Tecnológico de la Agricultura y la Industria Auxiliar (Tecnova) en Almería.


Griñán se mostró convencido de que "simplemente haciendo eso", en alusión a las cuatro medidas citadas, no habría que "hablar de recortes". Zoido aseguró el miércoles que, aunque los miembros del Gobierno andaluz "quieran hacer ver que no va a haber más recortes, esto no va a ser posible". El presidente andaluz aseguró que un partido "con responsabilidad" en Andalucía "debe" pensar "más en los ciudadanos" y "no pensar -añadió- que cuanto más, mejor".


Los recortes van a marcar, de nuevo, la primavera política en Andalucía. Fuentes del Gobierno andaluz insistieron ayer en negar que hayan recibido ninguna orden expresa del Ministerio de Hacienda para revisar su plan de reequilibrio financiero, pero el aviso de Montoro está ahí y el raquítico Presupuesto andaluz de 2013 deja poco, o ningún margen, para acometer más ajustes sin afectar directamente a los servicios básicos, educación y sanidad, o al empleo público. Justo las líneas rojas marcadas por PSOE e IU en su pacto de coalición en la Junta. Izquierda Unida está absolutamente convencida de que los andaluces deben de ser llamados a una consulta popular sobre nuevos recortes a las cuentas públicas. Pese a recortar más de 2.000 millones, Andalucía ha superado al cierre de 2012 el déficit en medio punto (más de 700 millones de euros) y el Gobierno central pide más tijera. IU ha recuperado su discurso más radical contra el déficit, ayer incluso apostó por "implantar el socialismo bolivariano del siglo XII" en Andalucía, en mitad de las condolencias por la muerte de Hugo Chávez, e insiste en la idea de una consulta popular. Dicen que van muy en serio, pese a que a los socialistas no les gusta nada. Tampoco al ala más radical de IU: CUT-BAI llamó ayer a Diego Valderas a que cumpla el programa y se deje de "tonterías" sobre una consulta popular.


El portavoz parlamentario de IU, José Antonio Castro, explicó ayer que están preparando una campaña informativa para que los ciudadanos conozcan exactamente cómo se financian las comunidades autónomas. "Estamos preparándola. Si se quiere hacer una consulta seria a la ciudadanía, debe ponerse todos los recursos a su alcance para que tengan toda la información". "El 85% de nuestros ingresos procede del Estado que no es lo mismo que decir que es la mano que te da de comer, que está muy feo", dijo Castro en alusión a las palabras de Zoido.


IU no quiere que se hable de referéndum porque sabe que legalmente sólo el Estado está autorizado a convocarlo. Los socios en el Gobierno andaluz hablan de una consulta popular, figura que además quieren que se regule en la ley de participación ciudadana que ultima la consejería de Diego Valderas dentro del Gobierno.En el borrador no figura, pero lo incluirán vía enmiendas. "Algo que en Venezuela se empezó a hacer desde el minuto cero", destacó. El discurso de Castro estuvo salpicado de "solidaridad con el proceso bolivariano". "Muchas de las medidas de Chávez se pueden plantear en España.

Por ejemplo las consultas populares. Quien pide el referendo del pueblo hasta en 17 ocasiones es un populista y un caudillo, y quien admite que no cumple ni con su palabra ni con el programa electoral es un demócrata", dijo por Mariano Rajoy. "Nosotros nos apuntamos a la democracia venezolana", aseveró Castro. La campaña de información previa a la consulta popular se lanzará de abril a verano. Y ¿van a incluir datos de la ejecución del Presupuesto por parte del Gobierno andaluz? "Claro, sí", respondió el portavoz de IU. El PP alerta continuamente de la mala gestión del Gobierno andaluz en estos 30 años y asegura que no se puede achacar todo lo que pasa en Andalucía a la gestión de Rajoy en un año. De momento, el Gobierno andaluz se ha limitado a asegurar que el referéndum no entraba en el acuerdo de Gobierno. "El bipartito social comunista", ironizó Castro, "se tiene que sentar para verlo". Hay una reunión pendiente este mes del pacto de Gobierno. "Tenemos que hablar con la parte socialista, pero la consulta popular no está en el acuerdo como no lo estaba el recorte de 2.700 millones, ni el 4% menos de ingresos en este Presupuesto, ni los 3.000 de millones menos en educación y sanidad", dijo quien es señalado como el sucesor de Valderas.

  • 1