Local

Griñán pide al PSOE obviar el "falso debate" del adelanto electoral

El líder de los socialistas andaluces se aferra a las elecciones en marzo pese a la presión de Madrid y anima a los cuadros del partido a defender su modelo político.

el 23 jul 2011 / 12:22 h.

TAGS:

José Antonio Griñán, esta mañana en Almería.

El presidente de la Junta y secretario general del PSOE-A, José Antonio Griñán, pidió ayer a su partido que no caiga en el "error del falso debate" sobre cuándo van a ser las elecciones. En las últimas semanas Griñán ha tenido que repartirse con José Luis Rodríguez Zapatero la presión que les llueve de algunos sectores, políticos y mediáticos, para forzar un adelanto electoral que el presidente del Gobierno se resiste a anunciar. Griñán no ha vacilado y siempre ha respondido que los comicios andaluces se mantendrán en el calendario previsto (marzo de 2012) haga lo que haga Zapatero.

Griñán compareció ayer en la Interparlamentaria del PSOE en Almería, donde participaron los representantes de todos los grupos socialistas en las instituciones públicas (Congreso, Senado y Parlamento), y aprovechó para pedir a sus compañeros, tanto de Madrid como de Andalucía, que no se dejen llevar por la coyuntura ni se precipiten al "falso debate" del anticipo electoral. "Cuando ganan ellos lo primero que hacen, nada más terminar, es pedir unas elecciones", se quejó el presidente de la Junta. "Tenemos una capacidad archidemostrada de saber ganar elecciones. Estamos preparados desde marzo de 2008 y tenemos una hoja de servicio y un trabajo realizado. No tengamos desesperanza", advirtió.

Griñán se reunirá mañana en Sevilla con el candidato del PSOE a la Presidencia, Alfredo Pérez Rubalcaba. Algunas fuentes apuntan a que desde Ferraz (sede del PSOE federal) se está presionando al presidente andaluz para que claudique y acepte adelantar las autonómicas si finalmente Zapatero ordena disolver las Cortes y convoca a las urnas en noviembre. Hay ciertas consideraciones en las que el presidente andaluz nunca ha entrado, al menos en público: en si las elecciones conjuntas benefician tanto a Rubalcaba como a Griñán; o si separar los comicios generales de los andaluces (que coinciden en fecha desde los ochenta) permitiría al PSOE-A remontar una hipotética derrota en Madrid; o si el batacazo electoral de los socialistas en las generales sería mayor si los andaluces no fueran llamados a las urnas...

Griñán reconoció ayer que ante "esa incontenible marea azul que se ha extendido por España y que hace que el PP esté en la cresta de la ola", el PSOE debe actuar "siempre desde el modelo socialista, que empieza por la educación y termina por la igualdad de oportunidades y el empleo". "Hay que enseñar que su rey (en referencia al PP) está desnudo, que no lleva nada en las alforjas y que además se aprovecha del sufrimiento de los demás", señaló.

Griñán dijo que nadie puede ser "tan ignorante de pensar que basta con votar a una persona para que ese superhéroe, ese dios del Olimpo, nos resuelva una crisis que no ha resuelto ningún país". "No va a venir un Mesías, sobre todo cuando oculta las tablas de la ley. Aquí hace falta gente que trabaje, que no se aproveche de las fatigas", sentenció.

CCOO: "Lo mejor para la izquierda andaluza son las elecciones en marzo"

El secretario general de CCOO-A, Francisco Carbonero, considera que “lo mejor que le podría venir al PSOE y a la izquierda andaluza sería que se celebraran las elecciones autonómicas en su fecha y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, convoque las generales para otoño”. El mismo planteamiento hizo hace sólo una semana el secretario general de UGT, Manuel Pastrana. Carbonero considera que “el gran error del presidente Zapatero, con el que causó un perjuicio importante a la izquierda, fue que en mayo de 2010 no se presentara ante los españoles y sus votantes para decir que las políticas que se implementaban desde la derecha europea eran inasumibles por su parte y que para cumplir el programa electoral tenía que haberse sometido a elecciones anticipadas el pasado año”. “Cuando un gobierno de izquierdas hace una política de derechas, eso tiene un coste no sólo para el gobierno que la ejecuta sino para la propia izquierda”, afirmó.

El dirigente sindical cree que el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, “ha sido poco reivindicativo y beligerante con el Gobierno central, algo que comprendo pero no comparto”, señaló en declaraciones a Europa Press. Carbonero reconoce que al presidente Griñán “le ha tocado gobernar en tiempos muy complicados y su gestión ha tenido luces y sombras”, aunque destacó como algo positivo “su defensa de las políticas sociales en Andalucía”. En cambio el líder sindical también quiso dejar claro que el presidente del Ejecutivo andaluz “ha sido a veces excesivamente complaciente con las políticas de su partido en España, a pesar de que han sido distintas las políticas a nivel nacional que las que se han aplicado en Andalucía”. 

  • 1