Local

Griñán pide creerse la victoria para "hacer posible lo que parece difícil"

Rubalcaba garantiza su apoyo total al PSOE andaluz para ganar el 25-M y acusa al PP de mentir para no perjudicar a Arenas.

el 18 feb 2012 / 22:39 h.

TAGS:

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, y el líder de los socialistas andaluces, José Antonio Griñán.
Una Andalucía que tenga su base en el sector público y que abogue por la igualdad de oportunidades, con austeridad pero con el empeño de avanzar y crecer. Esa es la receta que el PSOE-A quiere aplicar para ganar las elecciones autonómicas del próximo 25 de marzo y así lo aseguró ayer el presidente de la Junta y candidato a la presidencia, José Antonio Griñán, en la convención programática que se celebró en el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga y que contó con el apoyo del secretario general del partido, Alfredo Pérez Rubalcaba.

 

Griñán aseguró que los socialistas van a elaborar un programa electoral "socialdemócrata", encaminado a crear empleo, pero en el que no tendrán cabida promesas que no se puedan cumplir. "No vamos a ofrecer la luna, pero sí unos proyectos que han de ser factibles, creíbles y coherentes con la realidad actual". "No tenemos recetas mágicas, no podemos mentir y no queremos halagar los oídos, tenemos ideas y un proyecto sólido", insistió Griñán, que incidió en la importancia del sistema público para construir una sociedad solidaria como modelo opuesto al que denunció que ha impuesto el PP desde el 20-N y en las comunidades donde gobierna. "Sólo una sociedad en la que el sector público emboca a la igualdad de oportunidades y corrige al mercado es capaz de comerse el mundo", agregó, afirmando que desde la II Guerra Mundial lo público ha contribuido a la prosperidad y la cohesión social.

Y en su apuesta por lo público, Griñán defendió las políticas que los gobiernos socialistas de la Junta han desarrollado en los últimos treinta años en materia de sanidad, de educación, de formación, de I+D. "La derecha no sabe ver lo mucho que hemos cambiado". "La historia no construye futuro, pero sí lo hace posible. Es la base que nos da confianza para saber que si supimos hacer lo más difícil también tenemos capacidad de salir de la crisis", arengó Griñán, que hizo hincapié en el reto que el socialismo andaluz tiene en las cinco semanas que quedan para el 25-M para hacer a los andaluces "protagonistas del cambio", un cambio que "es progresar, no retroceder" para que "las generaciones venideras no vivan peor".

Para el candidato socialista, una victoria del PP significaría hacer que España "se sumerja en esa marea conservadora para volver al pasado" y por ello afirmó que el PSOE "siempre ha sido el partido de los andaluces", frente a un PP que con sus "ofensas dan pie a los que se burlan de los andaluces".

Los socialistas harán pivotar su programa sobre una economía "sana, sólida, que cree empleo y genere igualdad de oportunidades" y en ese sentido Griñán insistió en la necesidad de extender el tejido emprendedor, de contar con los empresarios que quieran crear riqueza, de avanzar en la innovación con mercados como la biomedicina, el aeroespacial o las TIC y de reforzar los nichos productivos tradicionales de la región, como el turismo o la construcción. Para llevarlo a cabo, prometió que si el PSOE gana las elecciones pondrá en marcha una Agenda Andaluza por el Empleo que reunirá a empresarios, sindicatos y administraciones y que estará constituida un mes después de los comicios y generando medidas antes del verano.

Esperanza. Griñán criticó que el Gobierno de Rajoy ha convertido su Consejo de Ministros en un "Estado Mayor del Combate contra Andalucía", recordó que la región tiene indicadores de deuda por debajo de la media. "Mientras otros hacían aeropuertos sin aviones, nosotros ahorrábamos", sentenció Griñán, que pidió a los asistentes a la convención que crean en ellos mismos "como los andaluces creyeron en nosotros y así haremos posible lo que parece difícil, si tenemos esperanza en la victoria la tendremos".

Y para luchar por conseguir esa victoria, Rubalcaba aseguró que los socialistas andaluces tendrán el apoyo de todo el partido. "Aquí me tenéis para apoyar a mi partido, al mejor candidato. Estoy con vosotros y conmigo todo el PSOE", sentenció el recién elegido secretario general, que quiso dar ayer una imagen de unidad y sin fisuras quince días después del congreso en el que salió elegido y en el que los socialistas andaluces apostaron por Chacón. Rubalcaba centró buena parte de su discurso en la contraposición de los dos modelos tan diferenciados que representan PP y PSOE y en la crítica a los recortes y las mentiras que aseguró que han traído consigo los populares.

Recordó el nacimiento en el Hospital Virgen del Rocío de Estrella, la niña que podrá salvar a su hermano de una enfermedad genética, para alabar la sanidad pública y los avances experimentados por Andalucía con los socialistas. "Los andaluces podéis estar orgullosos de la sociedad que habéis construido, una sociedad solidaria en la que no se imponen las crerencias". "Si Arenas hubiera ganado en 2008, Estrella no hubiera nacido", resaltó Rubalcaba, que criticó la agenda oculta del PP en la campaña de las generales y comparó al candidato del PP con Camps, Aguirre y Cospedal.

"Están haciendo una campaña en la que no dicen la verdad, los ciudadanos que vayan a votar deben tener la certeza de que no van a decir la verdad en toda la campaña".

Para el secretario general socialista, Arenas representa un cambio a peor y criticó, como ejemplos, el cierre de las casas de acogida para mujeres maltratadas de Castilla La Mancha, la privatización de hospitales en esa comunidad o en Madrid, donde lamentó que haya "una escuela pública empobrecida pero se subvencione a la privada". "Arenas viene a decirnos que tiene las soluciones para Andalucía, pero al PP solo le interesa el poder en Andalucía para tener el poder en toda España". "Si les interesara otra cosa habrían hecho ya los presupuestos y no los han hecho para no perjudicar a Arenas".

Apoyo a los sindicatos. Pero cuando se mostró más crítico con los populares fue al hablar de la reforma laboral y de la "campaña repugnante" que afirmó que se está haciendo contra los sindicatos por no aceptarla. "La lógica de la derecha es enfrentar y dividir", denunció Rubalcaba, que definió la estrategia del PP como "afán de enfrentamiento. Al que se opone, duro con él", acusando a los populares de "querer enfrentar a los que tienen empleo con los que no lo tienen" y afirmando que "la única libertad que el PP está dispuesto a ampliar es la del despido". "Tenemos que rebelarnos contra esa lógica, les vamos a decir que no estamos de acuerdo, que no vamos a retroceder 30 años en derechos laborales, de pactos, de una cultura laboral que ha permitido paz en nuestro país", sentenció.


  • 1