Local

Griñán pide "unidad" al PSOE y que lance mensajes de victoria

El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, reclama a los socialistas andaluces que tras la "discusión" de ideas del congreso extraordinario en el que asumirá la Secretaría general del partido se imponga la "cohesión interna, y más en público"

el 07 feb 2010 / 21:04 h.

TAGS:

Queda poco más de un mes para el congreso extraordinario en el que José Antonio Griñán relevará a Manuel Chaves al frente del PSOE-A y el presidente de la Junta tiene claro que en estos momentos de cambios el partido tiene que ser -o, al menos, parecer- una piña.

"Unidad" interna fue precisamente lo que Griñán pidió ayer a los socialistas en un acto que debía servir para avanzar el proyecto Andalucía Sostenible pero que al final se pareció más a un mitin pseudoelectoral.

Con las encuestas en contra y con un partido inquieto por los cambios que se avecinan en la ejecutiva socialista y en el Gobierno, el presidente reclamó a los suyos dos premisas para conquistar el futuro: que se dediquen a lanzar "mensajes de victoria" y que conserven la "cohesión".

"Quien piense que va a tener un apoyo sin crítica va de cabeza en este partido. Los apoyos van acompañados de crítica. Debemos preservar la cohesión, y más en público, y emitir mensajes de voluntad de victoria porque siempre hemos ganado y seguiremos ganando". Así cerró Griñán el acto en un hotel de Sevilla, en el que también participó el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Durante su discurso se deslizó otro aviso en clave interna al que los socialistas respondieron con una fuerte ovación. Dijo que el PSOE es un partido de ideas y que las ideas exigen "debates", pero que después de la "discusión" debe prevalecer la "unidad y la cohesión". Sólo así podrán afrontar las "amenazas poderosas" de este tiempo.

Entre los mensajes optimistas con los que quiso alentar a sus filas -entre el público se encontraba la mayoría de consejeros, Gaspar Zarrías, alcaldes y dirigentes socialistas-, la palabra "futuro" fue la más recurrente. "El futuro sólo depende de nuestra voluntad de conquistarlo y la tenemos. El futuro nos hace jóvenes, aunque no tengamos edad para vivirlo", manifestó. Animó a los presentes a fijarse "metas elevadas" para encarar este "momento crítico" y apuntó sus recetas para combatir la crisis: "educación y trabajo".

El proyecto Andalucía Sostenible, en paralelo con la ley estatal, se ha diseñado para superar la tempestad económica, pero tampoco ayer se concretó. Lo único nuevo fue el lema de los carteles: Andalucía Sostenible. Sí quiero. Griñán insistió en que la competitividad debe basarse en la educación, innovación, conocimiento o energías renovables y que no puede depender tanto de la construcción. Defendió el VII Acuerdo de Concertación Social como un instrumento sostenible, igual que la reforma de la administración.

Rubalcaba opinó que el futuro "o es sostenible, o no será" y aseguró que el cambio en el modelo productivo no puede mermar la protección social. También él trató de estimular a sus compañeros: "Los viejos de la aldea sabemos que los socialistas hemos tenido que hacer cosas muy difíciles pero nunca hemos perdido la brújula. Somos los grandes reformistas".

Los dos líderes abundaron en el origen financiero de la crisis -recordaron la quiebra de Lehman Brothers como símbolo de una debacle difícil de prever- y defendieron las medidas tomadas por los gobiernos socialistas. El ministro consideró que la recesión, que ha sido "profunda, rápida y global", está llegando a su fin, pero pronosticó "cifras grandes" de desempleo en los próximos meses.

Reproches al PP. Los dos lanzaron duras críticas al PP por "usar" la crisis para intentar llegar al poder. Se mostraron convencidos de que los populares no quieren desvelar sus alternativas económicas porque los ciudadanos "conocen su historia". En ningún momento mencionaron al líder del PP-A, Javier Arenas, y sí al presidente de este partido, Mariano Rajoy, que en ese mismo momento participaba en un mitin en Atarfe (Granada). Griñán censuró que el que ahora defiende el pago de la deuda histórica "negara su existencia" cuando era ministro. "Que explique por qué nos quitó 4.000 millones de fondos europeos". "Hipocresía y silencio, eso es el PP", afirmó.

  • 1