Local

Griñán firma un protocolo pionero sobre la violencia de género

El acuerdo incluye por primera vez como víctimas directas de violencia de género a los menores hijos de mujeres víctimas.

el 03 jun 2013 / 13:07 h.

TAGS:

violencia El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ha  presidido este lunes en San Telmo la firma del Procedimiento de  Coordinación y Cooperación Institucional para la Mejora en la  Actuación ante la Violencia de Género en Andalucía, que, de manera  pionera en España, incorpora por primera vez a los agentes sociales  (sindicatos y empresas) en un procedimiento institucional para la  prevención y actuación frente a la violencia de género, e incluye  como víctimas directas del maltrato a los hijos de mujeres víctimas. Se trata de las dos principales novedades de un acuerdo que cuenta  con la firma de siete consejerías implicadas (Presidencia e Igualdad;  Administración Local y Relaciones Institucionales; Justicia e  Interior; Educación; Economía, Innovación, Ciencia y Empleo; Fomento  y Vivienda y Salud y Bienestar Social), además de la delegación del  Gobierno central en Andalucía, el Consejo General del Poder Judicial,  el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, la Fiscalía Superior  de Justicia de la Comunidad Autónoma de Andalucía, la Federación  Andaluza de Municipios y Provincias, la Confederación de Empresarios  de Andalucía y los sindicatos mayoritarios, UGT-A y CCOO-A. El acuerdo, que renueva el procedimiento de coordinación creado en  1998 y actualizado en 2004 (tras la aprobación de la Ley integral  contra la Violencia de Género), tiene como objetivo mejorar la  atención (social, sanitaria, policial, judicial, etcétera) a la  víctima, evitándole demasiados pasos por el sistema o repeticiones  del relato de su situación (lo que contribuye a la victimización  secundaria), así como mejorar la atención a menores hijos de  víctimas, que son también víctimas directas de violencia de género. El objeto, por tanto, de este acuerdo es vertebrar y cohesionar  las políticas públicas, institucionales y organizativas en materia de  igualdad. Entre las principales novedades, el acuerdo incorpora el  compromiso de incluir a los hijos de las mujeres víctimas de  violencia de género como víctimas directas de dicha violencia, para  su correcta inclusión en las estadísticas, y, en consecuencia, el  incremento de las medidas de protección y atención. Y, aunque la principal novedad son los menores, también incluye la  creación de un Sistema de Información Coordinado de Actuaciones que  funcione como un circuito o itinerario que organice la actuación  institucional para hacer más eficaz la intervención. Para ello, se  elaborará un Plan Individual de Actuación que determine las  necesidades concretas de las víctimas: mujer y menores a su cargo y  tome las decisiones más adecuadas: qué hacer, cómo llevar a cabo las  actuaciones y qué institución tiene competencia para realizarlo. Junto a ello, destaca la inclusión del ámbito sociolaboral en las  competencias de prevención y detección de la violencia de género, lo  que supone que los agentes sociales participarán en la elaboración y  aplicación de protocolos de actuación ante casos de violencia de  género que se puedan detectar desde el propio ámbito laboral. Este  paso supone una implicación social pionera, ya que incorpora a las  empresas, sindicatos y personas trabajadoras en la ayuda directa a la  víctima, más allá del ámbito personal de la misma. Otra novedad es la incorporación de la Consejería de Educación al  procedimiento institucional, lo que permitirá que desde el ámbito  escolar se detecte, a través de los menores, la existencia de casos  de violencia de género, y se pueda actuar bajo un protocolo  coordinado. El acuerdo contempla finalmente la creación de una Comisión de  Seguimiento, que elaborará el citado protocolo marco y el plan  individual, además de evaluar resultados y proponer medidas  correctoras.

  • 1