Local

Griñán promete dedicar sus 'anhelos' para trabajar por los más débiles

José Antonio Griñán tomó ayer posesión como cuarto presidente de la Junta muy arropado por los suyos y por numerosas autoridades. En un emotivo discurso, se comprometió a trabajar por todos los andaluces. "Si hago alguna será por los más necesitados".

el 16 sep 2009 / 01:47 h.

TAGS:

José Antonio Griñán tomó ayer posesión como cuarto presidente de la Junta muy arropado por los suyos y por numerosas autoridades. En un emotivo discurso, se comprometió a trabajar por todos los andaluces "sin distinción". "Si hago alguna -matizó- será por los más necesitados".

En el salón de usos múltiples del Parlamento -donde los presidentes prometen el cargo- no cabía ni un alfiler. Todos querían arropar a Griñán en su toma de posesión: autoridades políticas, civiles, religiosas, familiares y compañeros de partido. Entre los asistentes, la persona que hace justo un año protagonizaba el mismo acto: Manuel Chaves, ahora ministro de Política Territorial del Gobierno. A él dirigió Griñán las primeras palabras de su intervención, agradeciéndole que estuviera allí. "Además de vicepresidente es amigo", explicó justo después de fundirse en un emotivo abrazo.

El nuevo jefe del Ejecutivo tenía los sentimientos a flor de piel. Comenzó sin ocultar su emoción: "Es el momento más difícil para parlamentar de todos, porque cuando miro veo a mi familia, amigos y autoridades", dijo. En primera fila le escuchaban atentamente su mujer, su madre -pañuelo en mano y llorando- e hijos. No quiso dejar de recordar a su padre, fallecido hace 22 años, y a su tío Rafael, asesinado por ETA. Pero Griñán aclaró que su discurso, además de "sentimiento", era de "compromiso".

"Un compromiso por los hombres y mujeres de Andalucía, sin distinción, y si hago alguna distinción es porque creo en el artículo 9 de la Constitución, es decir, si tengo que seleccionar lo hago a los que más necesitan para ser libres y adquirir la condición de ciudadanía", aseguró. Andalucía también tuvo un hueco especial en la intervención de este madrileño de cuna. "Andalucía es la tierra que me ha dado la patria, el sentimiento de ser andaluz y español", afirmó Griñán, que agradeció el trabajo a todos los ex presidentes de la Junta. De Plácido Fernández Viagas, presidente en la etapa preautonómica, destacó su "integridad moral indudable". En el acto estuvieron sus sucesores: Rafael Escuredo, José Rodríguez de la Borbolla y Chaves, del que subrayó su "visión política y su capacidad para administrar los tiempos".

invitados. Toda la ejecutiva del PSOE andaluz presenció el acto, además de muchos compañeros de partido, como el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda; la ministra de Igualdad, Bibiana Aído; la Secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín; la ex ministra de Fomento Magdalena Álvarez, o la consejera de Estado Amparo Rubiales. Tampoco faltaron personalidades como el Cardenal de Sevilla, Carlos Amigo Vallejo; el alcalde de la ciudad, Alfredo Sánchez Monteseirín -junto a concejales del ayuntamiento-, el Defensor del Pueblo, José Chamizo, y el presidente de Unicaja, Braulio Medel. Muy cerca del presidente se situaban sus consejeros, los nuevos -la más fotografiada fue la alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar-, los que siguen y los que se marchan.

Griñán no olvidó a sus compañeros de Gobierno. Ellos -señaló- "han potenciado lo que pueda ser". El presidente terminó el discurso con ironía: "No digo más. Tendrán curiosidad en saber el secreto mejor guardado: mi próximo Gobierno". Los nombres de todos los consejeros aparecían ya desde por la mañana en los medios.

  • 1