Local

Griñán rechaza confrontar el eje Mediterráneo y Central porque son "compatibles"

El ministro de Fomento, José Blanco, también pide extremar la prudencia del debate política ante la inminente decisión de la UE sobre el Corredor Mediterráneo desde Algeciras a la frontera francesa.

el 14 sep 2011 / 21:21 h.

TAGS:

El ministro de Fomento con los presidentes de las cinco comunidades por las que pasa el Corredor Central.
El presidente andaluz, José Antonio Griñán, destacó ayer en Madrid que su Gobierno "defiende la compatibilidad de los corredores ferroviarios Central y Mediterráneo en beneficio conjunto" de toda la comunidad y rechazó cualquier "confrontación política" entre ambos, cuando está en juego la inclusión del segundo entre los proyectos preferentes para la UE. Un "gallinero" que también rechazó el ministro de Fomento, José Blanco, que pidió "extremar la moderación del debate político" ante la proximidad del 19 de octubre, fecha en la que la Comisión Europea anunciará si incluye el Corredor Mediterarráneo en la Red Básica Transeuropea para 2012-2030.

 

Pese a todo, el PP andaluz criticó que Griñán no haga causa conjunta con Murcia y Valencia para "presionar" al Gobierno en defensa del trazado Mediterráneo, aunque dijo haber defendido siempre el Central que fue una reivindicación de Aznar.

Griñán participó en una reunión con el ministro de Fomento, que convocó a los presidentes de las cinco comunidades por las que pasará el Corredor Central o Eje 16: Aragón (Luisa Fernanda Rudi), Castilla La-Mancha (María Dolores de Cospedal); Extremadura (José Antonio Monago)y Madrid (Esperanza Aguirre), además de Andalucía.

Tras la reunión, el presidente de la Junta defendió la "importancia" de este trazado para "articular el territorio" y "facilitar la salida de mercancías por el exterior" y rechazó cualquier "confrontación política" con el Mediterráneo porque "no son incompatibles". El presidente de la patronal andaluza, Santiago Herrero, coincidió con él al defender la "oportunidad vital" de "contar con un eje priorizado en 2003, como es el Central, y otro que puede ser priorizado en esta nueva revisión".

Blanco subrayó que la inclusión del Mediterráneo en la red prioritaria para la UE es "irrenunciable" para el Ejecutivo pero dejó claro que su construcción depende más de que el Gobierno español, que podría cambiar de signo el próximo 20-N, mantenga el actual ritmo de inversión (que cifró en 8.100 millones en los últimos ocho años), que de que la UE lo priorice pues su financiación no superará, "en el mejor de los casos", el 10% del coste.

  • 1