Economía

Griñán recrimina el bloqueo de la cordobesa a la fusión

Considera que la propuesta que finalmente se apruebe debe solucionar los problemas de las cajas, sin perjudicar la estabilidad del conjunto del sistema, y mantener el mayor nivel de empleo.

el 26 nov 2009 / 12:39 h.

La fusión también acaparó el pleno de ayer en el Parlamento y arrancó del presidente de la Junta, José Antonio Griñán, reflexiones encendidas con Cajasur como destinatario. A preguntas del coordinador general de IU, Diego Valderas, Griñán reconoció que no está de acuerdo con el rechazo del consejo de administración de la entidad cordobesa al plan de negocio de Boston, "quizá la consultora más prestigiosa del mundo". Lo respeta, dijo, pero está en "desacuerdo" con esta postura. Hay una cosa clara: para dar el paso de la fusión con Unicaja "hay que hacer un plan de negocio, éste o el que sea". Griñán dejó la puerta abierta a aprovechar el estudio de Boston y a "negociarlo", como base para seguir trabajando. La condición, señaló, es que el plan de negocio permita una fusión "solvente, eficiente y rentable", que solucione los problemas de las cajas pero no embarre al resto del sistema financiero y que permita mantener "el mayor número de empleos posible".

Aunque IU pidió más intervencionismo de la Junta en las cajas, Griñán se negó: "Las cajas se gobiernan por sí mismas", defendió. Esa distancia respecto a las entidades le sirvió para atacar a Valderas, después del voto positivo de IU. Al líder de la coalición de izquierdas le reprochó su deseo de que Cajasur se una con Caja Murcia. "Yo no renuncio para nada a fusiones extra o interterritoriales, pero que se produzcan desde la posición hegemónica del eje andaluz", le concretó.

Desde Madrid, la consejera de Economía y Hacienda de la Junta, Carmen Martínez Aguayo, hizo un llamamiento a dialogar para avanzar en la fusión, por lo que emplazó a Cajasur a que explique por qué no está de acuerdo con la valoración que sobre la operación ha hecho la consultora. Lo que corresponde es "trabajar, porque lo más importante son los intereses de los impositores, de todos, pero singularmente de Cajasur, que es la que tiene la situación financiera más complicada, y de los trabajadores de Cajasur", señaló.

  • 1