Local

Griñán recupera 120 millones para blindar obras ya aseguradas

Al compromiso con el puente de Cádiz y la A-7 se suma el rescate parcial de la A-32

el 23 ago 2010 / 19:50 h.

TAGS:

Griñán y Zapatero se reunieron ayer por tercera vez.

Algo más de dos horas duró la tercera reunión entre el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, y el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero -la segunda en Moncloa-, un encuentro "positivo y resolutivo" para el mandatario andaluz. Griñán expuso sus reivindicaciones ante el ajuste presupuestario y se trajo 120 de los 500 millones que el Gobierno invertirá para mitigar el enorme recorte en obra pública (que ascendía a 6.000 millones). El fin de las ayudas estatales a la compra y promoción de VPO, sobre el que no se avanzó, y la reducción del déficit público fueron otros de los asuntos que trataron ambos presidentes. De lo que no hablaron fue, según Griñán, de la candidatura de Miguel Ángel Moratinos en Córdoba.

 

Las grandes obras públicas no corren peligro

Con estos 120 millones de euros, Andalucía se garantiza la consecución de obras clave que estaban amenazadas por el tijeretazo, como el segundo puente de Cádiz, la A-7 a su paso por la costa granadina o el tramo de la A-32 entre Úbeda y Torreperogil (Jaén), entre otras. Griñán aseguró que estas infraestructuras "ni se paralizan ni se rescinden", pero lo cierto es que, oficialmente, sólo ha conseguido salvar el tramo de la A-32 porque el resto no figuraba en el listado de obras que Fomento va a retrasar por falta de fondos. Aún así, sobre las grandes infraestructuras pesaba la amenaza de parón por los impagos del Ejecutivo central, que han llevado a constructoras como Acciona -responsable del tramo de la A-7- a despedir a 10 trabajadores. El presidente también aseguró que la variante Beas-Trigueros (Huelva) conectará a Huelva con la Ruta de la Plata sin pasar por Sevilla y que se va a llevar a cabo el tercer carril de la A-49 en el tramo Bormujos-Benacazón. Desbloquear parte de la inversión en obra pública era la principal demanda de Griñán.

Entendimiento pero sin acuerdo sobre la VPO


Otro de los asuntos cruciales que abordaron es la supresión a partir de 2011 de las ayudas estatales a compradores y promotores de VPO, una medida que Andalucía rechaza de plano. Griñán y Zapatero no acordaron nada porque de esta negociación se encargará la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, en su ronda bilateral con las comunidades -con la consejera de Obras Públicas y Vivienda, Rosa Aguilar, se verá en septiembre-. El presidente andaluz confió en lograr que el Ejecutivo se replantee su decisión y que no elimine las subvenciones, de las que depende buena parte del plan andaluz de vivienda. Dijo que Zapatero consideró "lógica y correcta" la petición de la Junta de mantener las ayudas y de que éstas sean también para el alquiler de renta libre y no sólo para el de VPO.

Trato preferente a la región por estar menos endeudada


El presidente de la Junta no desveló en la rueda de prensa posterior al encuentro cómo trataron la devolución de los 1.500 millones que Andalucía debe pagar al Estado en concepto de la liquidación de 2008 de la financiación autonómica. Lo que sí dejó claro es que la comunidad cumplirá los objetivos de estabilidad presupuestaria para reducir el déficit público, pero pidió a Zapatero que a la hora de fijarlos tenga en cuenta que el nivel de endeudamiento de Andalucía está por debajo de la media y que lleva la delantera en el desarrollo de la Ley de Dependencia.

Reforma en el empleo y apuesta por las renovables


Sí hubo un compromiso firme entre ambos líderes para iniciar a partir de septiembre una reforma de los servicios públicos de empleo. El objetivo es unir las políticas activas y pasivas y que ello conduzca a mejorar la integración de los parados en el mercado de trabajo y a que se trabaje de una manera más eficaz. Una de las prioridades de la Junta y del Gobierno central es cambiar el modelo productivo para conseguir que no dependa tanto del ladrillo. Griñán dijo que es "evidente" que uno de los elementos que pueden condicionar esa transformación son las energías renovables, de ahí que pidiera a Zapatero ampliar el cupo para Andalucía de la termosolar y de la biomasa y la regulación de nuevos cupos para la eólica.

  • 1