Griñán regulará como pide IU las consultas populares antes de verano

El Gobierno andaluz desarrollará el artículo 78 del Estatuto referido a las consultas populares en la ley de transparencia y participación

el 14 mar 2013 / 20:08 h.

El presidente de la Junta ayer en el Parlamento.Tal y como había pedido Izquierda Unida, el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, se comprometió ayer en el Parlamento a regular el artículo 78, que habla de las consultas populares. Eso sí, el dirigente socialista advirtió de que se debe hacer desde el consenso y confió en un acuerdo político dentro de la batería de medidas por la transparencia que los grupos negocian en el Parlamento. El Estatuto recoge la posibilidad de desarrollar consultas populares con dos condiciones: su carácter no es vinculante y solo se puede preguntar a los ciudadanos sobre competencias de la comunidad autónoma. Griñán eludió pronunciar el título del referido artículo pero sí se comprometió a su desarrollo. Aunque no entró en el acuerdo programático firmado por PSOE e IU, el vicepresidente Diego Valderas lleva meses defendiendo, en línea con los sindicatos y otros colectivos contra los recortes, una consulta al pueblo andaluz respecto a nuevos ajustes y al cumplimiento del déficit público.

“Consultas populares. Corresponde a la Junta de Andalucía la competencia exclusiva para el establecimiento del régimen jurídico, las modalidades, el procedimiento, la realización y la convocatoria por ella misma o por los entes locales en el ámbito de sus competencias de encuestas, audiencias públicas, foros de participación y cualquier otro instrumento de consulta popular, con la excepción del referéndum”, dice el Estatuto. Durante su tramitación, este artículo fue muy polémico, siempre de la mano del Estatut catalán, que también peleó por este tema desde otra perspectiva muy diferente. Ahora, en pleno envite del nacionalismo catalán sobre la necesidad de un referéndum, el Gobierno andaluz, como ha exigido IU, se descuelga con este asunto, aunque todas las voces próximas a Griñán alertan de que nada tiene que ver y de que no se trata de convocar un referéndum, competencia exclusiva del Estado. Las consultas populares, explicaron fuentes del Gobierno, se desarrollarán dentro de la ley de transparencia y de la ley de participación ciudadana, que elaboran las consejerías de Susana Díaz y el vicepresidente Diego Valderas, respectivamente. Ambas están comprometidas para su registro en el Parlamento en abril y mayo. Los ayuntamientos andaluces ya tienen una ley de consultas populares de 2001. El portavoz de IU, José Antonio Castro, interpeló ayer durante el pleno a Griñán sobre este asunto. Dentro y fuera de sus filas, hubo quorum en que la de ayer fue posiblemente una de sus mejores intervenciones en la sesión de control. El dirigente de IU aparecía hasta ahora descolocado, sin poder hacer oposición al Gobierno –donde se sienta su partido– y su discurso acaba siempre tan diluido como el del portavoz socialista, Franscico Álvarez de la Chica. Ayer Castro marcó un nuevo guión: su diana fue el Partido Popular y Bárcenas. La anomalía es que IU no tiene interlocución con el PP, se dirige en la sesión de control al presidente. IU, socios en el Gobierno, está totalmente convencido de la necesidad de preguntar a los andaluces sobre nuevos recortes. Castro defendió que la consulta popular es “la democracia con mayúsculas” y preguntó a los diputados, “sobre todo a los del PP”, “de qué tienen miedo”. El dirigente de IU recalcó que hoy en día “se llama transparencia a cualquier cosa” y defendió que “no hay que tenerle miedo a la voz del pueblo”. Tras el revuelo levantado por sus palabras hace una semana, cuando propuso una consulta popular al estilo de las celebradas por Hugo Chávez en Venezuela, Castro lamentó ayer que si se defienden este tipo de iniciativas “para la derecha” o bien es que eres un “populista, o algo más profundo, es que te gusta ir en chándal”. “Preferimos mil veces el chándal de los trabajadores que las corbatas y los puños blancos manchados de corrupción”, espetó a los populares.

  • 1