Local

Griñán se siente ''rejuvenecido'' y seguro de que repetirá en 2012

El presidente de la Junta se siente "más fuerte que nunca" tras sus primeros 100 días de Gobierno. Y eso a pesar de que la crisis y el paro han azotado una gestión en la que Griñán situó el acuerdo de financiación y las fusiones de las cajas como grandes protagonistas. Cierra etapa "rejuvenecido" y convencido de que repetirá en 2012. >>>La oposición censura cada día del nuevo Gobierno

el 16 sep 2009 / 06:23 h.

TAGS:

El presidente de la Junta se siente "más fuerte que nunca" tras sus primeros 100 días de Gobierno. Y eso a pesar de que la crisis y el paro han azotado una gestión en la que Griñán situó el acuerdo de financiación y las fusiones de las cajas como grandes protagonistas. Cierra etapa "rejuvenecido" y convencido de que repetirá en 2012.

Hace poco más de tres meses, cuando en vez de en vacaciones de verano los andaluces pensaban en la Semana Santa, Manuel Chaves le dijo a José Antonio Griñán que quería que le relevara en la presidencia de la Junta, donde llevaba 19 años, y le dio un consejo: "Pepe, tu mensaje es cambio". El ahora presidente, que llevaba cinco como consejero de Economía, dudó pero aceptó.

Hasta hoy, que "como corredor de fondo", se ve crecido ante los desafíos y se siente, a sus 63 años, "más fuerte que nunca". "La presidencia me ha rejuvenecido, me siento mejor, más joven y con más ganas", declaró, convencido de que dentro de tres años volverá a prometer el cargo y alejando dudas sobre su continuidad.

Griñán compareció ayer para escribir su propio diario de esta etapa, resumido en el documento 100 iniciativas en 100 días, acompañado de quienes ya se han convertido en dos imprescindibles de su guardia de corps, el consejero de la Presidencia, Antonio Ávila, y su directora de gabinete, Rosa Castillejo. Destacó las medidas anticrisis, el acuerdo político cerrado con la oposición en el Parlamento para hacer frente al parón económico -el único terreno a salvo de la confrontación- o las políticas a favor del empleo. Griñán accedió al cargo con 713.000 parados andaluces y se irá de vacaciones a un millar del millón de desempleados. Su lectura no fue pesimista aferrándose al incremento de la población activa, que engrosa el paro más allá de la destrucción de empleo. Sin confiarse. "Vienen meses malos en otoño y no hay que bajar la guardia", señaló.

El presidente escribió en mayúsculas dos hitos de esta etapa. El acuerdo de financiación autonómica, del que aseguró sentirse plenamente satisfecho. Y las fusiones, con un importante preacuerdo entre Unicaja, Cajasur y Caja Jaén que dejará en tres entidades el mapa financiero andaluz. Serán la futura Unicajasur (la quinta de España), Cajasol y Caja Granada, empecinada en su retiro granadino. Alianzas que el Gobierno, como el Banco de España, considera imprescindibles en tiempos de crisis en los que las pequeñas entidades se quedan sin oxígeno. ¿Habrá más? En su opinión sí, aunque con una advertencia: "Antes de que veamos movimientos fuera de Andalucía tendremos que consolidar un sistema financiero en la comunidad potente": Más claro: se puede salir fuera a buscar nuevas fusiones "pero nunca desde la debilidad sino desde la fortaleza".

Del futuro inmediato, Griñán admitió que el Presupuesto de 2010 será "muy limitativo" y sólo salvó de recortes la educación -que seguirá siendo, advirtió, la niña bonita de su gobierno y "la política económica" más importante-, la protección de la dependencia y de los desempleados. En sanidad, avisó, habrá que contener el gasto. Y otra advertencia: estas cuentas no tendrán nada que ver con las de 2008 o 2007, que fueron de expansión y crecimiento. Sobre el acuerdo de concertación, Griñán volvió a mostrarse convencido de que habrá séptimo pacto en Andalucía en otoño. Hoy el consejero de Empleo se reúne con los líderes de CEA, CCOO y UGT para "desbloquear la negociación colectiva".

  • 1