Local

Griñán señala que "el 28-F no fue un arrebato ni una quimera"

El presidente andaluz advierte de que "PP y CIU tienen mucho en común"

el 19 sep 2012 / 09:51 h.

TAGS:

El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ha defendido esta mañana que "el 28 de febrero no fue un arrebato ni una quimera sino la manifestación de nuestra capacidad de hacer país". Al hilo del debate sobre el Estado de las Autonomías y un día antes de que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, se reúna con Mariano Rajoy , el dirigente socialista ha defendido el papel de Andalucía en el Estado autonómico.

Griñán ha asegurado que esa reunión no le provoca problemas y le parece "correcta y oportuna" pero "siempre desde un punto de vista de todos y para todos". "De lo que trate nos queremos enterar todos", ha añadido. "Me preocupa que por parte de destacados dirigentes del PP se viene impugnando reiteradamente el Estado de las Autonomías", señaló Griñán, subrayando que "se ha llegado a decir, sin datos, que es infinanciable y quel el 28-F fue un acto casi anticonstitucional". "Si esa posición se hace fuerte, me preocupa", advirtió sobre las posiciones del Gobierno del PP, aunque añadió que ha hablado de este asunto con Rajoy y que éste le ha mostrado su "absoluta lealtad" a la Constitución.

"El PP y CIU tienen bastantes puntos en común", dijo Griñán, refiriéndose a la "subasta" de diputados autonómicos propuesta por la presidenta de Castilla La Mancha y secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal y a las declaraciones del presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijoó, que ha defendido que "solo pueden sobrevivir tres comunidades, Cataluña, Pais Vasco y Galicia".

Sobre las posiciones del nacionalismo catalán ha dejado claro que le preocupa que "la situación de Cataluña se ha hecho bastante ininteligible", preguntándose cómo se puede pedir "independencia sin Ejército y con una relación intensísima con España". "Yo eso no lo entiendo, salvo que solo busque la soberanía fiscal, en cuyo caso empezaría a preocuparme", ha sostenido Griñán durante su intervención en el desayuno organizado por el Forum Europa y en el que fue presentado por la presidenta del PSOE andaluz, Amparo Rubiales.

"El Estado de las Autonomías ha sido una historia de éxito", ha recordado el líder socialista, convencido de que después de treinta años "el modelo autonómico sigue abierto y el paso del tiempo obliga a actualizarlo pero también a cerrarlo". Su propuesta es un modelo federal, que elimine barreras y trabas a la unidad de mercado, garantice la igualdad y establezca la búsqueda de objetivos comunes, "el preferente ha de ser el empleo".

"Andalucía no tiene ningún temor en avanzar en el perfeccionamiento de un Estado federal cooperativo que sea capaz de garantizar la igualdad de todos los españoles vivan donde vivan", ha defendido Griñán, que ha propugnado la reforma del Senado.

Griñán ha arrancado su intervención con un particular homenaje a Santiago Carrillo, "un político puro y generoso", qeu ha cosechado un sentido aplauso. Su discuso sobre la crisis ha estado cargado de advertencias y el presidente andaluz se ha mostrado convencido de que después de cinco años "nada ha ido a mejor y todo empeorado". "Los países rescatados van cada vez peor", ha sostenido el presidente andaluz, que se ha mostrado convencido de que España debe aguantar el máximo tiempo posible sin pedir el rescate a manos de Europa.

Sobre la carta del Rey, el presidente andaluz ha dicho que "preferiría no entrar en la crítica a la Corona". Ante la próxima Conferencia de Presidentes, prevista el 2 de octubre, Griñán ha avanzado que está ultimando un documento que propone buscar puntos de entendimiento en todos los ámbitos.

  • 1