Local

Griñán: "Si el partido me lo pide, el alma me dice que sí"

Ha manifestado su disposición a presentarse a la  reelección al frente de la Administración autonómica

el 07 nov 2012 / 09:42 h.

TAGS:

El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ha manifestado este miércoles su disposición a presentarse a la reelección al frente de la Administración autonómica afirmando que su "alma" le pide que así lo haga.

"Si el cuerpo me lo permite y el partido me lo pide, el alma me dice que sí", ha dicho el presidente andaluz en un desayuno informativo de Europa Press en Madrid.

A lo largo del encuentro, Griñán ha reflexionado sobre la situación política nacional y ha ensalzado que España ha estado marcada por 22 años de "avances" como consecuencia de los gobiernos socialistas. No obstante, ha admitido que tras el "castigo" recibido en las últimas elecciones generales, los socialistas debieron hacer "autocrítica".

Por otra parte, Griñán cree que el problema de su partido no es "darle la  vuelta" a las ideas socialistas, pero sí puede ser "la impronta o la  personalidad que tenga una u otra persona" entre quienes aspiran a  liderarlo. Durante su participación en los Desayunos informativos de Europa  Press, Griñán ha dejado claro que no aprecia "problemas de ideas".  Más que problemas, ha añadido, lo que él ve es que es "lógico que  haya personas que aspiren a dirigir el partido o a dirigir la  sociedad mediante unas elecciones generales". 

En conversación informal con periodistas, Griñán insistido después  en que a su juicio la incertidumbre en el partido se debe a que hay  varios aspirantes potenciales a ser candidato en elecciones, o  secretario general, no a la personalidad de una persona concreta. En el coloquio del desayuno, el jefe de los socialistas andaluces  ha subrayado que el PSOE tiene "las ideas tan claras que la  ciudadanía las conoce perfectamente" y están en su "corazón", aunque  a veces se necesario "adaptar algunas ideas a los tiempos". Pero eso,  ha remachado, los socialistas ya han demostrado que saben hacerlo  "adecuadamente". Griñán también ha opinado que las primarias para elegir candidato  socialista a la Moncloa deben ser lo más cerca posible de las  elecciones, para que tengan más "efecto" y para evitar las "naturales  disfunciones" de un proceso de primarias. 

PRIMARIAS EN 2013 SERIA PREMATURO

Y, aunque ha reconocido que no se conoce la fecha de las  elecciones, y que un rescate "si se produce" puede complicar las  cosas, cree que los socialistas deben trabajar con que las elecciones  serán a finales de 2015. "Y si es así hacerlas en 2013 puede ser  prematuro", ha enfatizado.

Cuando se convoquen esas primarias, ha adelantado que él como  presidente será neutral, como deberá serlo "toda la Ejecutiva" del  partido. Griñán ha recalcado que unas primarias sirven precisamente  "para que no funcione la designación", de manera que "sería absurdo  que se celebraran unas primarias con un candidato comprometido con la  Ejecutiva".

El dirigente socialista no ha dado más precisiones sobre este  asunto, pero en una entrevista la pasada primavera opinó que el  secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, debería dimitir  de su cargo si aspiraba a ser candidato, precisamente para evitar  disfunciones.

Griñán cree que las primarias deben estar limitadas a los  militantes, especialmente en lo relativo a quiénes deben ser  elegibles, porque cree que en el partido hay muchos militantes  "suficientemente capacitados".

EN LOS AÑOS DE ZAPATERO HAY COSAS "FENOMENALES"

Por otro lado, no cree que los próximos dirigentes del PSOE deban  estar necesariamente desvinculados de los Gobiernos de José Luis  Rodríguez Zapatero, es más, cree que eso "sería muy malo" porque "hay  cosas" de esos ocho años "que son fenomenales".

"Todos somos herederos de nosotros mismos", ha subrayado Griñán,  admitiendo que los socialistas han hecho "cosas buenas y malas", pero  que tienen que estar "orgullosos" de sus "raíces" y de la "impronta"  que han puesto en los "avances" que han podido imprimir a España  durante sus 22 años de gobiernos. 

Eso sí, ha añadido que, tras la derrota electoral, sí deben hacer  "autocrítica" y reconocer lo que han "hecho mal" o podían "haber  hecho de otra manera". Y además, ser conscientes de que en el futuro  deberán hacer "cosas distintas" porque el futuro no está escrito.


  • 1