Local

Griñán: "Si no hay confianza en la política, hay riesgo electoral"

Tras los cambios en el partido y en el Gobierno, el secretario general de los socialistas pide al partido unidad y fin a los debates internos y mejorar la comunicación externa para explicar su proyecto de cambio y soluciones a los ciudadanos.

el 24 mar 2010 / 21:13 h.

TAGS:

El secretario general del PSOE-A y presidente de la Junta, José Antonio Griñán, se dirigió ayer a los responsables del partido para marcarles la hoja de ruta.
Hechos los cambios en el partido y en el gobierno, el secretario general del PSOE-A y presidente de la Junta, José Antonio Griñán dirigió ayer una arenga a los "cuadros" socialistas con un mensaje claro: no más debates internos "ni discusiones estériles", aquí "no hay nadie de un lado ni de otro" ni personas -los salientes, se entiende- "en expectativa de destino".

 

Hay proyecto de cambio y soluciones a los problemas ciudadanos, pero hay que saber explicarlas y comunicarlas -reiteró el déficit en comunicación que ya reconoció de su primer gobierno- en un momento complicado porque "mientras no consigamos recuperar la senda del crecimiento de empleo la gente no verá más allá" y porque la crisis ha alejado a los ciudadanos de la política. Y Griñán avisa: "si restablecemos la confianza en la política, no os quepa duda de que ganará la izquierda. Si no hay confianza en la política, estamos en riesgo electoral", asumiendo así el panorama que dibujan las últimas encuestas.

Griñán reunió en Sevilla a "la élite" del partido -en un formato que repetirá por las provincias- para marcarles las líneas de actuación una vez hechas las remodelaciones que, según justificó, no hizo nada más llegar al gobierno hace un año -cambió caras pero no suprimió ni fusionó departamentos- porque "no había tiempo para nada que no fuera resolver los problemas" (el miércoles reconoció que tampoco le fue posible al no liderar el PSOE).

Y si para la salida de la crisis aludió a sus apuestas por la educación y el conocimiento como bases de un nuevo tipo de empleo y de modelo productivo, al compromiso de la iniciativa privada y a la igualdad de oportunidades que implique "responsabilidad", en clave interna defendió un partido de "muchas voces y todas potentes" donde "nadie hace sombra a nadie y hay que elegir al mejor para cada cosa", en un guiño a la interpretación en clave sucesoria que se ha hecho al situar a Mar Moreno como número dos de su Ejecutivo. El reto de ese PSOE está en acercarse al ciudadano a explicarle qué hace y por qué olvidándose del adversario porque "no somos nosotros porque digamos lo contrario de ellos". Apeló a la "movilización para que el ciudadano tome la iniciativa" porque el partido "es un instrumento para el cambio pero el cambio deben protagonizarlo los ciudadanos" y para atraer a "progresistas" que no han encontrado su espacio.

Consciente de que su primera prueba de fuego serán las municipales1, instó al partido a aplicar la unidad desde ya en torno a los regidores. "No quiero ni un sólo gesto contra los alcaldes. Apoyo cerrado y que los alcaldes se apoyen en el partido", dijo, en pleno debate sobre el futuro de Alfredo Sánchez Monteseirín, cuya salida del consistorio sevillano anunció Griñán.

  • 1