Local

Griñán y Salgado dejan a sus números dos los flecos de la financiación

El presidente de la Junta y la ministra de Economía han pactado delegar en sus números dos la negociación de los flecos de la financiación autónomica. Serán la consejera de Economía y el secretario de Estado de Hacienda quienes se reunirán el martes para poner cifras sobre la mesa, números que la oposición no se cree que la Junta desconozca aún.

el 16 sep 2009 / 05:09 h.

TAGS:

El presidente de la Junta y la ministra de Economía han pactado delegar en sus números dos la negociación de los flecos de la financiación autónomica. Serán la consejera de Economía y el secretario de Estado de Hacienda quienes se reunirán el martes para poner cifras sobre la mesa, números que la oposición no se cree que la Junta desconozca aún.

El presidente andaluz, José Antonio Griñán, ya dejó claro el lunes -tras reunirse con el vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves- que prefería dejar la negociación en manos técnicas. Semanas atrás, el Ministerio de Economía respondió -tras una llamada de la Junta para cerrar un encuentro- que la ministra Elena Salgado sólo se reuniría con presidentes autónomicos. Esta semana ha iniciado la ronda y se ha visto con los de Galicia y Castilla La Mancha y citado a los de Extremadura, Aragón y Baleares. Antes tuvo contactos con el consejero catalán de Economía.

Ayer, el Ministerio llamó a la Junta para cerrar una línea de trabajo y el acuerdo es reanudar los contactos la próxima semana -la fecha dada por Zapatero para cerrar el nuevo modelo de financiación es el 15 de julio-. Pondrán en marcha un grupo de trabajo que analice todas las variantes que existen sobre el sistema (la Junta afirma que el único documento que maneja es el presentado en diciembre por el anterior ministro de Economía, Pedro Solbes). Los agentes de ese trabajo serán la consejera de Economía, Carmen Martínez Aguayo, y el secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña.

Aunque la Junta espera conocer entonces algunas cifras de lo que le puede corresponder a Andalucía, en los encuentros con otras comunidades no ha sido así o, al menos, no han trascendido. Desde la oposición, el presidente del PP-A, Javier Arenas, aseguró que "le consta" que Griñán conoce lo que va a recibir Andalucía porque el resto de presidentes autonómicos ya lo saben, y le acusó de "ocultar" esa información "probablemente porque sabe que es incapaz de defender la propuesta del Gobierno ante los andaluces". Una sospecha que el portavoz parlamentario del PSOE, Manuel Gracia, negó, al asegurar que nadie conoce cuánto le correspondería y reconocer que las "presiones fuertes" son habituales al final de la negociación.

El consejero de Gobernación, Luis Pizarro, insistió ayer en que Andalucía será la comunidad "que más dinero reciba". Se remitió al acuerdo con Solbes en el que la población se mantenía como el criterio fundamental de reparto, frente a la presión de Cataluña para primar la recaudación fiscal. Otra cosa es el fondo adicional que acompañará al sistema para compensar a las comunidades que más han crecido en población desde 1999, cifrado inicialmente en 9.000 millones. La consejera andaluza de Economía reconoció el miércoles que de éste fondo - no del total de recursos- no será la que más reciba porque no está entre las que más ha crecido.

Pizarro advirtió que si el modelo se basa en lo acordado con Solbes, la Junta no tendrá "ningún inconveniente" en aceptarlo pero advirtió que los posibles cambios que se puedan introducir pueden suponer un problema. También desde IU, Diego Valderas, instó a Griñán a pegar "un puñetazo en la mesa" si Andalucía no es la que más recibe.

  • 1