Local

Guerra científica a los gusanos

La sorpresiva aparición de un "lunar" en el rostro de uno de los ángeles que orlan la gloria del techo de palio de Los Javieres levantó las sospechas. Al desmontar la pieza se comprobó que el lunar no era tal, sino el agujero causado por una larva.

el 15 sep 2009 / 00:19 h.

TAGS:

La sorpresiva aparición de un "lunar" en el rostro de uno de los ángeles que orlan la gloria del techo de palio de Los Javieres levantó las sospechas. Al desmontar la pieza se comprobó que el lunar no era tal, sino el agujero causado por una larva. Más de 500 gusanos campaban a sus anchas.

Los especialistas en conservación que se están encargando de erradicar el ataque biológico aún no dan crédito. "Habíamos visto ataques de este tipo, pero en tanta cantidad es sorprendente", asegura la conservadora y restauradora de obras de arte, Gracia Montero, directora de la empresa Arce y responsable última del proyecto de desinsectación del techo de palio.

Para acabar con esta plaga de bichitos que estaban "comiéndose", literalmente, los hilos de sedas de colores de la gloria del techo de palio, la corporación de Omnium Sanctorum, siguiendo las recomendaciones del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico, ha optado por un tratamiento singular que consigue una total eficacia en la eliminación de los insectos en todas las fases de su ciclo biológico: la desinsectación mediante técnica de atmósferas transformadas con gases inertes.

Básicamente, el tratamiento consiste en la aplicación de nitrógeno de alta pureza sobre la pieza, que previamente ha sido introducida en una gran burbuja o bolsa de plástico hermética de la que se ha extraído el oxígeno. Así debe permamecer durante 25 días, tiempo estimado para garantizar la erradicación de "todo bicho viviente". y justo dentro del plazo necesario para que el paso de palio de Gracia y Amparo pueda estar en el interior de la parroquia el próximo día 24.

Dentro de un par de días, habrá finalizado este tratamiento. El hermano mayor de Los Javieres, Jesús Gutiérrez, da gracias a que la respuesta por parte de los técnicos fue casi instantánea. De lo contrario, dice, "tendríamos que haber quitado la gloria y salir sin ella".

Gutiérrez aún recuerda con amargura el día en que, a raíz de la aparición de un "lunar" en el rostro de un angelito, abrieron la vitrina acristalada en la que se conserva durante el año el techo de palio y comprobaron con pavor que más de 500 gusanos campaban a sus anchas entre los hilos de las sedas de colores de la gloria, cuyo diseño representa a la Inmaculada rodeada de ángeles y con la figura de San Francisco Javier expirante a los pies.

"Conservamos un bote con un montón de bichitos de éstos. Una gran parte la enviamos a un laboratorio para su análisis, de manera que pudiéramos determinar de qué clase de insecto se trata".

La culpa de este devastador ataque contra el patrimonio de la cofradía la podría tener la presencia de una mariposa que habría anidado en la gloria del techo de palio hace unos cuatro años, propagándose rápidamente a través de huevos.

El hermano mayor de la corporación de la calle Feria recuerda que "hace tres o cuatro años" la hermandad ya tuvo que emprender un tratamiento similar de desinsectación de la madera en las imágenes del Cristo de las Almas y de la Inmaculada, titular de la cofradía.

Gutiérrez asegura que los retablos de la iglesia parroquial de Omnium Sanctorum son muy antiguos y se encuentran "bastante tocados", por lo que sugiere iniciar una revisión del estado de éstos para evitar nuevos disgustos.

  • 1