Local

Guerra por la tala de olmos

Ecologistas en Acción formaliza su denuncia ante Urbanismo por la tala de 14 olmos de más de 50 años en la calle Campamento “sin autorización previa” y “sin motivo alguno”

el 11 ene 2014 / 23:30 h.

TAGS:

15384553 La guerra ha empezado. Ecologistas en Acción está dispuesto a probar que el Ayuntamiento de Sevilla está permitiendo talas de árboles “indiscriminadas”, al margen de la normativa municipal y “sin motivo alguno”. El primer asalto tiene lugar en la calle Campamento, donde han desaparecido 14 olmos de más de 50 años por la obra que Urbanismo encargó a Martín Casillas. Los conservacionistas han elevado a la Gerencia su denuncia, solicitando responsabilidades –y sanciones–  a la empresa constructora, al propio departamento de Urbanismo y al Servicio de Parques y Jardines. Según la respuesta que obtengan irán o no a los tribunales de Justicia. “No queremos llegar a eso, pero la experiencia previa es negativa”, apuntó Laura Soler, coordinadora de Ecologistas en Acción en Sevilla. La tala de los 14 ulmus pumilia ha dejado sin sombra a los vecinos, quienes confirman que nunca hubo caída de ramas ni otros incidentes. En contra de la versión del Ayuntamiento, vecinos y conservacionistas aseguran que no estaban enfermos, aunque por podas mal realizadas un par de ejemplares no parecían muy sanos. Esta tala comenzó a principios de diciembre pero, según documentos a los que tuvo acceso Ecologistas en Acción, el Ayuntamiento no se dio por enterado hasta el pasado 23 de diciembre, “indicando en la documentación  que la tala de estos árboles se produjo sin autorización previa”.  Sin embargo, el artículo 9 de las Normas Generales de Protección del Medio Urbano y Natural apunta que las talas quedarán sometidas “al requisito de previa licencia urbanística”. “Si se confirma que se hizo sin permiso previo, el Ayuntamiento estaría conculcando su propia normativa”, dijo Soler. Además, el escrito de esta asociación apunta que se incumplen cinco puntos de la ordenanza de Arbolado, Parques y Jardines, así como el acuerdo del Pleno del 15 de diciembre de 2005 por el que se limitan las talas a casos de peligro para la seguridad vial o peatonal, se exige informes que avalen que no hay otra solución en cada caso y se reclama el diálogo con vecinos y miembros de la Plataforma de Parques y Jardines. Para los ecologistas fue un “arboricidio innecesario” por realizar una obra “deprisa y corriendo”. Y es que, según denuncian, el motivo de esta tala es la regularización de la bolsa de aparcamiento de la calle Campamento. Coche por árbol.

  • 1