martes, 13 noviembre 2018
20:31
, última actualización
Local

Guerrero, a su llegada a los juzgados: "No me siento culpable de nada; voy a contar toda mi verdad"

Ha llegado sobre las  10,15 horas a los juzgados del Prado de San Sebastián de Sevilla para  declarar como imputado en el caso de los ERE irregulares.

el 07 mar 2012 / 10:10 h.

TAGS:

El que fuera director general de Trabajo y Seguridad Social de la  Junta de Andalucía, Francisco Javier Guerrero, ha comenzado a las  11,25 horas de este miércoles su declaración como imputado ante la  juez de Instrucción número 6 de Sevilla, Mercedes Alaya, que  investiga una presunta trama de prejubilaciones ilegales descubierta  en numerosos expedientes de regulación de empleo (ERE) financiados  con cargo a la partida presupuestaria 31L. 

La declaración, para la que la juez Mercedes Alaya ha previsto dos  jornadas ante lo previsible de que se pueda alargar en el tiempo, se  va a llevar a cabo en una sala de vistas y no en el despacho de la  magistrada, como se ha venido haciendo habitualmente, debido a que  son alrededor de 40 los abogados que han asistido a esta  comparecencia. 

Guerrero, ha llegado sobre las 10,15 horas a los juzgados del Prado de San Sebastián de Sevilla y ha asegurado que "no me siento culpable de nada".

Guerrero ha llegado acompañado por su abogado, Fernando de Pablo, y a preguntas de los numerosos periodistas apostados a las puertas de los Juzgados ha puesto de manifiesto que "tengo ganas de contar toda mi verdad, porque tendré que decir lo que sé de mi vida". "No me siento culpable de nada", ha subrayado a los medios de comunicación.

Asimismo, ha asegurado que "tenía ganas de que llegara este día" y, respecto a si responderá a las preguntas que le formule la juez de Instrucción número 6, Mercedes Alaya, ha dicho que responderá a "todas las preguntas que pueda", añadiendo que en la prensa "se ha dicho de todo".

Como anécdota, hay que señalar que la juez ha llegado a los  juzgados minutos antes de hacerlo el imputado, y en su camino hasta  la puerta del edificio judicial ha sido abordada por una ciudadana que le ha llegado a dar la mano.

  • 1