Guerrero pide que declare el jefe de la UCO por un informe falso

Argumenta que "no existe un solo movimiento que soporte la sospecha de ilegal o tan solo irregular".

el 20 nov 2013 / 15:15 h.

El exdirector general de Trabajo y Seguridad Social de la Junta de  Andalucía Francisco Javier Guerrero, que estuvo encarcelado en dos  ocasiones por el caso de los expedientes de regulación de empleo  (ERE) irregulares, ha solicitado a la juez Mercedes Alaya que llame a  declarar al superior jerárquico de los agentes de la Unidad Central  Operativa (UCO) de la Guardia Civil que investigan el caso ante la  "falsedad" e "inexactitud" del informe realizado sobre los  movimientos en sus cuentas bancarias. En un escrito elevado al Juzgado de Instrucción número 6 de  Sevilla el pasado 8 de noviembre, al que ha tenido acceso Europa  Press, el abogado de Guerrero, Fernando de Pablo, recuerda que el  pasado 20 de marzo de 2013, con motivo de la primera fase de la  operación 'Heracles' desarrollada por la UCO, la magistrada dictó un  auto en el que ampliaba las imputaciones contra su patrocinado y  decretaba, por segunda vez, su ingreso en prisión provisional. El letrado pone de manifiesto que el fundamento de dicho auto  "era, en síntesis, la imputación" de un delito de cohecho,  "fundamentado en determinados informes de la UCO en los que se  manifestaba que mi representado había recibido una serie de  transferencias en sus cuentas provenientes del holding Vitalia". guerrero En este sentido, el abogado también recuerda que, en el recurso de  apelación interpuesto contra el auto donde la juez decretaba el  ingreso en prisión del imputado, aportó sendos certificados bancarios  de las cuentas que mencionaba la UCO "demostrativos de la inexactitud  y falsedad del informe de los investigadores". Así, pone de manifiesto que, del análisis de los movimientos de  dichas cuentas, se pueden extraer una serie de conclusiones, como que  "no existe" ninguna transferencia realizada por el holding Vitalia,  por el exdirectivo Antonio Albarracín ni por el resto de las empresas  investigadas. "No existe un solo movimiento que soporte la sospecha de ilegal o  tan solo irregular, que no sea la forma continuada de llevar su  economía particular a mi representado", quien mantenía dos cuentas  abiertas en la Caja Rural del Sur que "soportaban la mayoría de los  compromisos de pago del matrimonio, encontrándose en ella  domiciliados los gastos corrientes". Asimismo, Guerrero disponía de otra cuenta abierta en La Caixa  "donde recibía sus ingresos", señala el letrado, quien precisa que  "cuando las cuentas de Caja Rural del Sur iban quedándose sin saldo",  su cliente "transfería o ingresaba para compensar --generalmente  2.000 euros--", a lo que se añade que de 2004 a 2007 la mujer del  imputado "estuvo trabajando en Gestifesa", periodo de tiempo en el  que "ingresaba aproximadamente 2.000 euros, cobrándolos habitualmente  en efectivo". "Como quiera que el recurso de apelación se interpone ante" el  Juzgado de Instrucción número 6, "pero a los solos efectos de su  traslado, siendo el juzgado de instancia un mero transmisor del  mismo", el abogado interesa que, a fin de que la juez Alaya "tenga la  información" detallada, "acuerde el desglose de los certificados  referidos del recurso de apelación mencionado y se incorporen al  presente escrito". De igual modo, "dado el tiempo transcurrido" sin "haber recibido  los detalles que servían de base a los investigadores para llegar a  las conclusiones que precipitaron la segunda entrada en prisión" de  Francisco Javier Guerrero, el abogado solicita que se les haga  entrega de los mismos. Por todo ello, pide la declaración del "superior jerárquico" de  los agentes de la UCO que "intervienen en las investigaciones de  estas diligencias previas".

  • 1