sábado, 17 noviembre 2018
11:51
, última actualización
Local

Guillena reconoce a sus ‘17 rosas’ como hijas predilectas

El Ayuntamiento aprueba por unanimidad el reconocimiento a las mujeres fusiladas en 1937

el 02 dic 2011 / 20:45 h.

TAGS:

El español celabrando el triunfo.

Los cuatro grupos municipales con representación en el Ayuntamiento de Guillena (PSOE, PP, IU y UPAN-Izquierda de Guillena) aprobaron en un pleno el jueves por la tarde por unanimidad la concesión del título de hijas predilectas de la Villa de Guillena a las 17 mujeres fusiladas en noviembre de 1937 por ser madres, mujeres, hermanas o hijas de rojos y cuya fosa común, en el cementerio de la vecina localidad de Genera, acaba de comenzar a ser exhumada.

Eulogia Alanís, Ana María Fernández, Antonia Ferrer, Manuela Lianez, Granada Garzón de la Hera, Granada Hidalgo, Natividad y Rosario León, Tomasa y Josefa Peinado, Ramona Puntas, Ramona Manchón, Trinidad López, Manuela Méndez, Dolores Palacios, Ramona Navarro y Manuela Sánchez son las conocidas como "17 rosas de Guillena". Sus familiares asistieron emocionados al pleno. "Su pueblo nunca había hecho un reconocimiento a estas mujeres. Es un deber pero sabemos que cosas así en otros sitios son difíciles que salgan adelante", reconoció Lucía Socam, sobrina nieta de Granada Hidalgo Garzón, la más mayor de las mujeres fusiladas, a los 65 años, "porque sabía leer y en el campo leía la prensa republicana a quien se lo pedía".

La investigación previa a la apertura de la fosa reveló que, en contra de lo que creían sus familiares, las "17 rosas" fueron fusiladas en noviembre de 1937 y no en octubre de 1936. Los testimonios de la época señalaron que fueron detenidas en torno a las fiestas de la patrona de Guillena, que se celebra el 8 de septiembre, y llevadas al pabellón de mujeres de la cárcel instalada en el patio trasero del Ayuntamiento, donde como otras mujeres represaliadas por el franquismo fueron rapadas y sometidas a vejaciones como darle aceite de ricino para relajar sus esfínteres. El 12 de octubre fueron llevadas a misa para excomulgarlas ante todo el pueblo. Fue en noviembre cuando las condujeron a la vecina Gerena y las fusilaron en el cementerio y las echaron a una fosa común. Un niño del pueblo, que hoy tiene más de 80 años, lo vio todo porque estaba jugando con sus amigos subido a un árbol.

La Asociación de Memoria Histórica de Guillena fue la que presentó en marzo la petición al consistorio para el nombramiento de hijas predilectas a título póstumo porque "es de justicia el reconocimiento de la valentía, lealtad y solidaridad de quienes sufrieron y murieron por la defensa de la legalidad de la II República Española, la libertad, la democracia y la justicia social".

También es la que promueve la exhumación de la fosa, iniciada el miércoles aunque se ha paralizado porque la fosa común linda con una fila de nichos del cementerio y hay errores en los cálculos del arquitecto que ha hecho el informe para abrirla, por lo que están a la espera de que el Colegio de Arquitectos vise el informe corregido. La hija de una de las "17 rosas" ha venido desde Barcelona para existir a la exhumación y se quedará porque es cuestión

  • 1