Cultura

Guillermo Vázquez Consuegra: «Sevilla está devaluando sus espacios públicos»

El arquitecto sevillano defiende una ciudad sin límites en su urbanismo en su nuevo proyecto para convertir las Atarazanas en Caixaforum Sevilla.

el 23 oct 2009 / 20:15 h.

Guillermo Vázquez Consuegra (Sevilla, 1945) siente debilidad por esos "espacios de intermediación entre lo público y lo privado, entre la ciudad y la arquitectura" que se originan en algunas ciudades mediterráneas. Splitz, en Croacia, la propia Venecia, también Sevilla, son ciudades llenas de "espacios fuelles", imprecisos, "cuyos límites desdibujados son los que definen a la ciudad".

Esta intromisión en la intimidad de los interiores arquitectónicos ha guiado el monumental proyecto del arquitecto sevillano para las Atarazanas, que se convertirán en un centro cultural de referencia para la ciudad gracias al profundísimo conocimiento del arquitecto sobre su historia, sus usos, su versatilidad como edificio y espacio de encuentro; a su firme decisión de que un edificio transido por la Historia también puede ser contemporáneo sin renunciar a ninguna de sus señas de identidad.

"Las Atarazanas es el espacio interior más fascinante de la arquitectura civil sevillana, sólo comparable con la Catedral", manifestaba ayer el arquitecto que, aseguró, "ha estado privatizado durante siglos" y apartado, por tanto, de la vida de la ciudad como un edificio olvidado, casi escondido.

Es por esto que Vázquez Consuegra cree que su recuperación como centro cultural "puede ser una oportunidad extraordinaria para recuperar su fortaleza, y conectarlo con el potencial social y democrático que tiene el río". Esta decisión de revitalizar y devolverle al Arenal el esplendor de sus tiempos pasados como Puerto de Indias, con el eje mágico formado por la Catedral, las Atarazanas y el Guadalquivir, tenía que pasar por "abrir este espacio a la ciudad".

Y es que el discurso del arquitecto sevillano no estuvo exento de sus siempre críticas y libres puntualizaciones, ajeno a la política corrección: "Sevilla está devaluando la calidad de sus espacios públicos", con el consiguinte peligro de perder esa seña de identidad mediterránea que, como aludía el arquitecto momentos antes, conecta Sevilla con las grandes ciudades que se asoman al Mare Nostrum.

Especialmente orgulloso está Vázquez Consuegra del diseño del vestíbulo que se erguirá en el primer nivel del edificio, en lo que antes era una oquedad. "Es ahí donde nuestro proyecto se gesta, en los intersticios, completando los vacíos" y, de paso, conectando el edificio del siglo XIII (que fue los Astilleros de la ciudad del Guadalquivir) con el cuartel de Artillería del XVIII, un problema "que estaba por resolver" y al que el sevillano le ha encontrado solución.

  • 1