Cultura

Gustav Klucis, el arte al servicio de una utopía política

Desde ayer puede verse en el centro cultural Cajasol la obra de este constructivista que se puso al servicio del régimen soviético.

el 26 nov 2009 / 20:10 h.

Bajo el nombre Gustav Klucis. En el frente del arte constructivista, Cajasol inauguró ayer una exposición dedicada al artista letón que refleja su producción, profundamente marcada por la Revolución de Octubre de 1917, en la que llegó a participar para defender al nuevo gobierno. La ideología de Klucis (Letonia, 1985-Rusia, 1938) le llevó a ser uno de los propagandistas más destacados del régimen soviético, como demuestran los collages presentes en la exposición.

Precisamente, ésta fue la técnica que más utilizó en su obra. Diseñó composiciones incansablemente hasta que murió fusilado en una de las purgas llevadas a cabo por Stalin junto con otros artistas de su entorno. "Tenía ante mí el desafío de transformar el cartel, la ilustración de libros y las tarjetas postales, y convertirlas en vehículos masivos de las consignas del partido", explica en su autobiografía.

Sobre ello, la comisaria de la exposición, Iveta Derkusova, afirmaba ayer que Klucis "es un claro ejemplo de lo que le sucedió a muchos letones". Por su parte, la directora del Museo Nacional de Arte de Letonia, Mara Laze, valoró que "lo más triste es que Klucis murió creyendo en sus ideas".

Los expertos coinciden en enmarcar la obra de Klucis en la línea del Constructivismo, corriente que "nació en un momento de importantes cambios sociales durante el que la clave estaba en el aquí y ahora, no en servir a las elites", según explicó ayer Derkusova con unas palabras que bien podrían servir también para definir la obra de un Gustav Klucis, que siempre estuvo al servicio de una revolución por la que vivió y murió.

La exposición, compuesta de 128 obras, es de acceso gratuito y permanecerá abierta hasta el próximo 28 de febrero.

  • 1