Cultura

Gutiérrez Aragón da la sorpresa en el premio Herralde

El cineasta obtiene el premio de novela del sello Anagrama

el 02 nov 2009 / 20:33 h.

Manuel Gutiérrez Aragon.
-->--> -->

El cineasta cántabro Manuel Gutiérrez Aragón, Premio Nacional de Cinematografía 2005, ganó ayer el XXVII Premio Herralde de Novela, dotado con 18.000 euros, con La vida antes de marzo, su primera novela, ambientada en el 2024 en un tren circular, sin estación de salida ni de llegada, en el que dos extraños, Martín y Angel, se conocen. El finalista fue el malagueño y novelista "más prestigioso de la generación Afterpop", Juan Francisco Ferré, con Providence, una novela hipnótica que encierra muchas versiones de sí misma, desde un relato de terrores y terrorismos post 11-S hasta una novela de campus pornográfica.

Para Gutiérrez Aragón, la "mayor sorpresa" fue en la adolescencia decantarse por el cine cuando todos creían que sería escritor, así que ahora es como una vuelta a los orígenes y un adiós al cine pero quizás no "para siempre", aunque con esta nueva faceta no hecha de menos el cine, dijo en rueda de prensa.

Gutiérrez Aragón de hecho ya "amenaza" con una segunda novela, avisó a Herralde: Virtud y fortuna, título que refiere a los Borgia pero que no encabeza una novela histórica, ya que detesta el género.

En La vida antes de marzo, dos extraños se encuentran en un tren y discuten entre botellas de vino. "Estoy muy orgulloso de haber inventado la historia de dos borrachos", aseguró el escritor ante el comentario de Herralde, que indicó que es la novela con mayor trasiego de vino de la historia.

Uno de los personajes se mezcló sin querer en una conspiración  yihadista, por lo que "es como el joven de La isla del tesoro",  dijo el escritor. Los personajes viven en el 2024 pero hablan siempre  del pasado, porque a Gutiérrez Aragón no le gusta la ciencia ficción,  y hacen una leve referencia al 11-M, mes al que se refiere el título.  No la ve como película, "pero se han hecho filmes de cosas más  difíciles", precisó.

Ferré explicó por su parte que su novela es "ambiciosa y  original" y tiene como finalidad "acabar con los límites estéticos de  la novela actual". En ella, Álex Franco, un director de cine español,  fracasa en el Festival de Cine de Cannes, pero eso le da pie a  realizar un proyecto en Estados Unidos. "Me darán hostias, pero también laureles; forma parte del juego",  reconoció Ferré al relatar que su novela "va a chocar con las mentes  puritanas" porque además de su "fuerte" contenido sexual tiene un  sustrato "muy político" y referencias a los problemas  raciales, "a pesar de tener un presidente negro".

  • 1