Deportes

Había EPO en la casa de Paquillo

Ha sido implicado en la trama de dopaje desmantelada el martes por la Guardia Civil, aunque ha negado tener cualquier tipo de relación con un médico detenido.

el 25 nov 2009 / 23:15 h.

El marchador granadino Francisco Javier Paquillo Fernández no está imputado en la Operación Grial a pesar de que la Guardia Civil encontró EPO y otras sustancias dopantes en su domicilio particular en Granada, según informaron fuentes judiciales a Europa Press.

El de Guadix ha sido implicado en la trama de dopaje desmantelada el martes por la Guardia Civil, aunque ha negado tener cualquier tipo de relación con el médico peruano Walter Viru, uno de los once detenidos, y aseguró el martes, a través de sus abogados, estar “tranquilo”.

El subcampeón olímpico en Atenas 2004, que nunca ha dado positivo en un control antidopaje, no fue detenido ni  imputado al no haber pruebas suficientes en su contra, aunque el  hecho de que hubiera EPO en su domicilio, sí demuestra la implicación con los detenidos.

La operación, en la que no se descartan nuevas detenciones, se está desarrollando en Valencia, Barcelona, Murcia y Granada, con el arresto de 11 personas, 9 hombres y 2 mujeres, como presuntos integrantes de una red que suministraba sustancias dopantes  a deportistas.

Paquillo, que había anunciado para ayer una rueda de prensa para aclarar el caso, finalmente descartó la comparecencia pública, argumentando, a través de su  gabinete jurídico, que “a la vista de que el asunto está en trámite judicial, conviene mantener la cautela suficiente para no interferir en las actuaciones que se están llevando a cabo por el juzgado instructor, hasta el pleno esclarecimiento de los hechos”.

De esta forma, será sólo “en ese momento”, cuando el doble campeón continental de marcha expondrá “todo cuanto resulte oportuno”, para “confirmar que no existe implicación alguna” del atleta en la mencionada red de dopaje investigada.

Los 11 detenidos comenzaron a comparecer en los juzgados correspondientes a su lugar de detención en la tarde de ayer. El ciclista profesional Pedro José Vera quedó en libertad tras declarar ante los agentes en Murcia. Vera, natural y vecino del municipio murciano de Torre Pacheco, fue detenido en la tarde del martes por orden del juzgado de instrucción número 14 de Valencia como presunto distribuidor de sustancias dopantes a deportistas. En los registros de la Guardia Civil, a Vera se le intervino, en dos viviendas, una cantidad no precisada de fármacos prohibidos.

Las investigaciones de la Guardia Civil sobre las actividades ilegales de esta organización comenzaron el pasado mes de agosto, cuando se descubrió que un grupo de personas, en su mayoría residentes en Valencia, se dedicaban a suministrar sustancias dopantes a deportistas de distintas disciplinas.

Todo gira en torno al médico peruano Walter Viru, ex médico del Kelme,que regenta una consulta deportiva y dietética en Valencia, en la que preparaba planes de entrenamiento, nutrición y suplementación para aumentar el rendimiento de los deportistas, incluyendo el uso de sustancias prohibidas. Además de Viru, en Valencia fueron detenidos también su esposa, M.M.G., y sus dos hijos –J.D.V.M., farmacéutico, y W.J.V.M.–, un entrenador deportivo, V.N.R., y el ciclista amateur J.O.R., que también distribuía las sustancias, y otras tres personas –S.A.B., E.R.M. y C.V.M.– que actuaban como distribuidores.

  • 1