Cultura

Habrá De la Iglesia en la Academia hasta las elecciones

Despejadas las dudas: presidirá la entrega de los Goya.

el 27 ene 2011 / 21:39 h.

Una visitante observa una de las cámaras fotográficas del gran fotógrafo en la muestra.

La junta directiva de la Academia de Cine acordó ayer que Álex de la Iglesia siga siendo su presidente hasta que se celebren elecciones en un plazo máximo de tres meses, por lo que estará al frente de la institución durante la celebración de la gala de los XXV Premios Goya el 13 de febrero.

En una reunión de más de tres horas y media en la sede de la institución, los miembros de la junta directiva han escuchado las razones del cineasta vasco para querer abandonar el cargo tras la aprobación de la conocida como Ley Sinde, que regula las descargas a través de internet.

Aunque se especuló con la posibilidad de que dejara de presidir la Academia ayer mismo, finalmente se respetará su decisión inicial de continuar hasta la entrega de los galardones del cine español, que este 2011 celebran sus bodas de plata.

Al término de la reunión, Alex de la Iglesia apuntó que aguantará hasta que se celebren las elecciones que, según ha indicado la Academia en un comunicado, habrán de tener lugar en un plazo no superior a los tres meses, según marcan los estatutos de esta institución.

Fue el pasado lunes, después del acuerdo entre PSOE, PP y CiU para sacar adelante la Ley Sinde en el Senado, cuando el director vasco expresó su malestar y sugirió la posibilidad de dejar de presidir la Academia. Este extremo se confirmó en la mañana del martes, cuando anunció que dimitiría tras la gala de los Goya.

Desde entonces el mundo del cine vive revolucionado y dividido entre quienes lamentan el adiós prematuro de De la Iglesia y los que saludan la Ley Sinde por lo que de principio de regulación de las descargas en la red tiene.

En este sentido, ha habido un goteo de declaraciones de artistas, caso de Joan Manuel Serrat, Merche o Pitingo, entre otros, celebrando el que por fin se puedan arbitrar mecanismos que eviten la vulneración continua de los derechos de propiedad intelectual artística.

De la Iglesia, muy crítico con este asunto, alegó que dimite por coherencia. La ministra de Cultura dejó entrever el miércoles que el relevo natural sería la vicepresidenta, Icíar Bollaín.

  • 1