Local

"Habrá que peatonalizar más zonas y hacer más tramos de carril bici"

Aunque lleve cuatro años de dura oposición, Juan Ignacio Zoido pregona un cambio tanquilo. Insiste en que puede captar votos de la izquierda y de la derecha, y aboga ahora por un modelo en parte continuista, que no suponga una rutpura brusca. Asegura tener ya listas las soluciones para Tablada, y para Altadis, que si gobierna el PP dejará de ser un suelo de uso industrial.

el 19 jun 2010 / 18:31 h.

TAGS:

-¿Si gobierna lo cambiará?
-Depende de cómo se encuentre. Siempre he dicho que lo que esté mal lo voy a corregir y lo que esté bien lo voy a mantener. Este proyecto ha sido un fracaso en el modelo de la concesión y un despropósito en su ejecución. No sé cómo me lo voy a encontrar, pero no soy partidario de enterrar más dinero en ese megalómano proyecto que no da más que quebraderos de cabeza. Puedo asegurar que si hubiera sido alcalde, ése no hubiera sido el proyecto y menos en esa zona concreta, pero se trata de buscarle una solución. No soy partidario de dinamitar las cosas.  

-Si gobierna entonces, ¿no hay ningún proyecto de estos once años que eliminaría?
-Lo primero que hay que dinamitar es la manera de gobernar. Voy a cambiar la imposición y la prepotencia por el diálogo y la seriedad en las relaciones. Después tomaré otra decisión importante, resolver el tema de la Ciudad de la Justicia. Y hay algo en lo que también me voy a distinguir. Dicen que por lealtad con la Junta no van a hacer alegaciones al Metro. Y eso me da vergüenza. La red completa de Metro será una prioridad.

-Le pongo ejemplos, proyectos que ha rechazado: Asunción, San Jacinto, carriles bici, las restricciones del Centro, ¿va a dar marcha atrás en algo?
-Eliminar no. Sí hacer lo que tenía que haber hecho el gobierno. A ver quién me demuestra a mí que yo he dicho que Asunción no hay que peatonalizarla. Lo que no se podía hacer es no dotarla previamente de una serie de servicios y yo voy a garantizar el parking público, que se tenía que haber construido antes. Y es verdad, no voy a consentir la peatonalización que se ha diseñado en San Jacinto, que se ha cargado la zona comercial en Castilla y a eso van abocados los comercios de San Jacinto. La peatonalización no puede ser una acción aislada en cada sitio, sino una concepción global. También hay que mejorar los accesos al Centro, pero tendremos que construir parkings. Más que pensar en qué vamos a quitar, nos tenemos que dedicar a qué es lo que tenemos que hacer para mejorar lo que han hecho.

-Le pregunto de otra forma. ¿Llevará en su programa peatonalizar zonas?
-Estoy convencido de que en Sevilla tenemos que ir desarrollando una política para que al final la ciudad pueda funcionar. Pero lo primero que tengo claro es una red completa de Metro. Estoy convencido de que en Sevilla hay zonas que hay que peatonalizar, pero siempre que se garantice el servicio público y la movilidad, y que se haga con diálogo con comerciantes y vecinos.

-¿También carriles bici?
-Hay bastantes carriles bici en el centro, pero quedan zonas. Buen Aire, Palmas Altas o Cortijo del Cuarto... al tiempo que se vayan desarrollando deben incorporarse carriles bici. Y hay zonas como la Ronda donde hay que resolver problemas.

-En 2009 dijo que Tablada lo resolvía prácticamente en un cuarto de hora, ¿lo mantiene? ¿sabe ya cómo hacerlo?
-Sí, el problema está ya arreglado. Es una zona verde.

-Sí, ¿pero cómo se llega a un  acuerdo?
-Hay una palabra que me gusta emplear, diálogo.

-Pero en un diálogo, hay que partir con una posición, ¿cuál es la del PP? ¿Darle una compensación?
-Vamos a ver, la calificación de ese suelo es la que es y hay que partir de esa base. Estamos en un momento en el que la situación inmobiliaria es la que es y es el mejor momento para un diálogo serio y llegar a un acuerdo.

-¿Sondeó a la otra parte?
-No tengo responsabilidad de gobierno, y lo que no haré es enturbiar unas posibles relaciones. Pero si un día el alcalde me llama y me dice: "Oye, ¿cómo abordarías Tablada?" Se lo diría, pero hay que mantener la prudencia porque es un asunto delicado.

-¿Y en Altadis?
-Es distinto. Tiene una calificación industrial y debe ponerse al servicio de Sevilla.

-¿Como suelo industrial?
-Se pueden plantear otras opciones y soy partidario de otras opciones, pero no voy a consentir ninguna maniobra especulativa por parte de la empresa, que cerró sus instalaciones y se fue abandonando la ciudad.

-La recta final para 2011 la empezó diciendo que sería la última vez, ¿no se arrepiente?
-No voy a cambiar de mensaje. Fue una comida a la que fui inviado por periodistas y me preguntaron. Yo les dije que no contemplaba otro escenario que gobernar la ciudad con el PP. Y me plantearon, "y si no ¿qué vas a hacer?" Y les dije que no lo contemplaba pero lo que no iba a hacer es seguir en el Ayuntamiento en la oposición porque he estado cuatro años diciéndole a los sevillanos lo que creo que hay que hacer, y entonces dejaría el paso a otra persona. Y me dijeron, "¿entonces qué?" Y contesté que puedo hacer cualquier cosa, incluso volver a la carrera judicial. ¿Es eso indigno? Dije en 2007 que me quedaría donde me dijeran los sevillanos. Gané, me quedé en la oposición y he visto irse a Viera, a Carrillo, a Silva... y ahora veo al alcalde irse y no presentarse. Tengo la conciencia muy tranquila.

-Es ahora o nunca, ¿será una decepción personal no ser alcalde?
-Ahora tenemos una oportunidad, la tienen los sevillanos de decir si están conformes con lo que tienen o quieren un cambio tranquilo. Pero no será una decepción personal. Ya ambiciones personales no tengo ninguna. Ilusión por ser alcalde, mucha. Pero las decepciones se tienen en tragedias personales y familiares. 

  • 1