Local

Hacienda cede y mantendrá las horas extra de policías y bomberos

Personal contará finalmente con 10,6 millones tras la amenaza de ‘tijeretazo’

el 12 jul 2010 / 18:33 h.

La decisión del Ayuntamiento evita un más que seguro conflicto laboral con Bomberos y Policías por las horas extra.

Pese al plan de austeridad del Gobierno municipal, los Bomberos y Policías Locales tendrán en el presupuesto de 2010 una partida de 10,6 millones de euros para gastos de productividad (horas extra y compra de descansos), 2,4 millones menos (un 18,5%) que el año pasado, pese a que la Delegación de Hacienda pretendía recortar drásticamente esta partida del capítulo 1. Además, curiosamente este dinero para horas extraordinarias y la compra de descansos para compensar la falta de personal y los problemas de organización de Bomberos y Policías Locales saldrá de la bajada del 5% del sueldo de los trabajadores de las empresas públicas municipales.

 

Así lo explicó ayer la delegada de Hacienda, Nieves Hernández, quien informó de que el presupuesto de 2010 se aprobará en el Pleno de este viernes y de que se han incluido dos alegaciones parciales, las referidas a la productividad de Bomberos y Policías Locales. En total, las cuentas para este año (con 1.119 millones de euros) recibieron 12 alegaciones. Pese a que votó en contra del proyecto presupuestario, el PP no presentó ninguna modificación, según Hernández.

En pleno proceso de recortes y de restricción del gasto de personal (el plan municipal prevé ahorrar 200 millones hasta 2012), el área de Recursos Humanos planteó un pulso a la Delegación de Hacienda al pedir en sendas alegaciones que el gasto en productividad de Policías y Bomberos se incrementase en 9,7 millones, puesto que en el presupuesto sólo rezan 4 millones. Hacienda, en principio, pretendía rechazar esta iniciativa, pero finalmente sumará 6,6 millones adicionales a los cuatro ya consignados.

En 2009, la asignación total a gastos de productividad fue de 13 millones de euros, si bien no tenía una partida fija. Hasta ahora, se usaban restos de distintas delegaciones o gastos no realizados para poder afrontar este desembolso e incrementar la partida conforme avanzaba el año. A partir de ahora, en cambio, no se podrá usar este sistema: "No se pueden incrementar estas cantidades, es más, el Ayuntamiento pretende reducirlas", apostilló Hernández, quien aseguró que no habrá "merma de servicios". A su juicio, se reducirán tareas "no esenciales", pero está "garantizado" que habrá bomberos y policías en la calle cuando sea necesario "en servicios ordinarios y también en extraordinarios", en alusión a fiestas como Semana Santa y Feria.

La presión de los sindicatos, especialmente los de Policía y Bomberos, llevó al delegado de Recursos Humanos, Alfonso Mir, a anunciar una alegación a sus propios presupuestos para pedir 9,7 millones de euros más basándose en que los planes de productividad son imprescindibles para mantener el actual nivel de servicios de Policía y Bomberos especialmente en Semana Santa, Feria y Navidad, ante la falta de plantilla. Recortarlos implica, además de un conflicto laboral, una merma de estas prestaciones.

Entre las alegaciones desestimadas está la del comité de empresa de la Gerencia de Urbanismo sobre los sueldos de la plantilla. "Esa alegación está por encima de la Ley de presupuestos y contraviene el Real Decreto Ley" para reducir el déficit de las administraciones, alegó la delegada de Hacienda. Dicho decreto se ha traducido en recortes salariales para 5.459 funcionarios del Consistorio hispalense.

  • 1