Local

Hacienda da marcha atrás y no subastará al final La Boticaria

El hotel de cinco estrellas La Boticaria no cambiará de manos porque no se subastará. Hacienda ha rectificado al final y ha suspendido la subasta prevista para el próximo lunes, ya que ha reconocido que había un error y no se podía actuar contra el inmueble.

el 15 sep 2009 / 21:17 h.

TAGS:

El hotel de cinco estrellas La Boticaria no cambiará de manos porque no se subastará. Hacienda ha rectificado al final y ha suspendido la subasta prevista para el próximo lunes, ya que ha reconocido que había un error y no se podía actuar contra el inmueble.

La Agencia Estatal de Administración Tributaria ha dado el paso después de que el propietario del establecimiento, José Antonio Sáenz, recurriese ante dicho departamento estatal alegando que se había producido un error material en el procedimiento y que el complejo hotelero no forma parte de ninguna garantía de pago.

El error radicaba en que el procedimiento público señalaba que se iba a subastar el hotel, cuando lo único que puede embargarse es una finca rústica ubicada en unos terrenos aledaños y en los que no hay nada construido.

La subasta había sido fijada para el próximo 19 de enero, pero el pasado jueves se acordaba su suspensión atendiendo al recurso formulado por Sáenz, propietario de este lujoso complejo hotelero que tiene 123 habitaciones, tres salones de celebraciones, un museo de carruajes, un club hípico, un spa y restaurante. Da empleo a 90 trabajadores.

El responsable de comunicación del establecimiento, Vicente Suárez, subrayó ayer que no se trató de un error tipográfico al publicarse el anuncio en el Boletín Oficial del Estado (BOE), sino que la equivocación partió de la misma Hacienda. "Hizo extensible las garantías de pago a toda la finca y a la hacienda misma", cuando sólo se podían subastar unos terrenos rústicos.

Desproporción En este sentido, recordó que la deuda con Hacienda es de unos siete millones de euros, pero los bienes contra los que iba a proceder la agencia estatal "son de un valor infinitamente superior". "Nadie pone como garantía de pago de siete millones activos que multiplican esa cifra hasta por 20", apostilló.

Suárez se mostró especialmente satisfecho de haber logrado parar una maquinara burocrática que en pocas ocasiones se detiene en seco. "Es bastante difícil parar una subasta, pero se ha podido demostrar que era un error y al final Hacienda lo ha tenido que reconocer", aunque no terminan de explicarse qué puede haber provocado todo este malentendido: "en la documentación estaba bastante claro".

En cuanto al propietario, Suárez destaca que José Antonio Sanz está ahora mismo "encantado de la vida", porque además de frenar la subasta considera que todo ha quedado aclarado. "Veía todo esto como deshonroso", aclara.

Ahora, aprovechando este nuevo escenario, Sanz pretende retomar las negociaciones con Hacienda para llegar a un acuerdo sobre la deuda y así evitar en su momento la subasta de los suelos rústicos. "El problema es mínimo, una deuda que cualquier empresa de hoy puede tener", apostilla el responsable de comunicación del hotel.

  • 1