domingo, 09 diciembre 2018
23:59
, última actualización
Deportes

Hacienda debe reintegrar 3,15 millones al Betis por orden judicial

El juez de lo Mercantil admite dos demandas de los concursales, una por el embargo de los derechos televisivos y otra por el levantamiento de los avales de Lopera.

el 01 ene 2012 / 21:25 h.

Francisco Tato, Antonio Jesús González y Gerardo Narbona.

Ha empezado 2012, un año crucial en la historia del Betis ya de antemano porque antes del 30 de junio debe tener firmado su convenio de acreedores, la llave de la que depende su supervivencia. Los seis próximos meses serán fundamentales para saber si el club tiene futuro o no, aunque los dirigentes son optimistas y de momento tienen buenos argumentos para serlo, ya que el año va a comenzar para ellos con una inyección económica de lo más agradecida. En cuestión de días, el Betis recibirá 3,15 millones de euros de Hacienda. No, no es que el mundo esté al revés, es que el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Sevilla, el mismo que autorizó la entrada de la entidad en la Ley Concursal, ha hecho públicas dos sentencias en las que estima las denuncias de los tres administradores que puso al frente del concurso y ordena a la Agencia Tributaria que reintegre al Betis esa cantidad.

La primera sentencia es del 13 de diciembre y da la razón a Antonio Jesús González, Francisco Tato y Gerardo Narbona en su reclamación acerca de un millón de euros que Hacienda había retenido para satisfacer parte de la enorme deuda que el club mantiene con ella (40 millones). En concreto, la Agencia Tributaria tenía prenda sobre los derechos televisivos del Betis, aunque el acuerdo era válido siempre que sobrara dinero para pagar las nóminas de los futbolistas. No existía ningún problema con el Betis en Primera y el contrato con Sogecable en vigor, ya que eso suponía un ingreso de casi 3 millones al mes, de sobra para afrontar ambos pagos. Con el Betis en Segunda, sin embargo, el acuerdo era con Mediapro y sólo por 2,3 millones pagaderos en diez mensualidades. Es decir, que el club recibía 230.000 euros al mes por derechos televisivos. Esa cantidad no daba ni para las nóminas, pero aun así Hacienda siguió ejecutando la prenda, con lo que la losa se hizo insoportable para las arcas de la entidad.

Los administradores concursales, como es natural, denunciaron que la prenda era inabordable en esas condiciones tan paupérrimas. La situación, además, se agravaba porque Hacienda exigía a Mediapro que le pagase directamente. Total, que acabó embargando unas cinco mensualidades. La cantidad correspondiente a ese periodo, en concreto 1.101.884 euros, es lo que tendrá que devolver ahora la Agencia Tributaria al Betis de manera inmediata, según dictaminó el juez Eduardo Gómez.

El 19 de diciembre, el mismo mismo magistrado aceptó otra reclamación de los administradores concursales para que Hacienda reintegrase al Betis 2.052.351,81 euros que el club le adelantó en el verano de 2010, en la recta final de la negociación entre Manuel Ruiz de Lopera y Luis Oliver para la venta de las acciones de Farusa a Bitton Sport. El objetivo era liberar al empresario de El Fontanal de los avales que presentó a cuento de deudas por IVA e impuesto de sociedades, según adelantó Abc. La operación se realizó el 7 de junio, cuando Lopera aún era el máximo accionista. Es de suponer que a esas alturas ya tenía claro qué iba a hacer con sus acciones. El caso es que los concursales pidieron la reintegración de esos 2 millones y la rehabilitación de los avales y el juez se lo concede porque entiende que el perjuicio a otros acreedores es innegable.

En resumen, el Betis se encontrará muy pronto con 3.154.235 euros más intereses que mejorarán su liquidez a corto plazo. Hacienda puede recurrir, pero si lo hace, los administradores concursales solicitarán la ejecución provisional de ambas sentencias. En otras palabras, el Betis haría caja igualmente mientras se resuelven los recursos en cuestión. Una aclaración: ese dinero no se destinará a fichajes.

LA DEUDA SIGUE VIGENTE, PERO EL BETIS NO LA PAGARÁ ÍNTEGRA. La recuperación de 3,15 millones no significa que el Betis se quede ese dinero para siempre. Esa cantidad es deuda concursal reconocida (es decir, que el club en efecto debe 3,15 millones a Hacienda), pero las decisiones del juez de lo Mercantil suponen un éxito para el Betis por dos razones. La primera es que el club dispone de liquidez inmediata. La segunda es que esos 3,15 millones forman parte del concurso y por tanto estarán sometidos a la quita y espera que se firme en el convenio de acreedores, por lo que el Betis acabará pagando menos de 3,15 millones. Por poner un ejemplo, si la quita es del 20%, abonaría unos 2,5 millones y el beneficio sería de unos 600.000 euros.

  • 1