domingo, 17 febrero 2019
14:18
, última actualización
Local

Hacienda estudia una subida "modesta" del IRPF para 2011

En septiembre se dará a conocer cómo se reparte el coste de la crisis

el 28 jun 2010 / 19:50 h.

TAGS:

El secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, ayer.

El Gobierno prepara el camino para una nueva subida de impuestos. El secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, aseguró que el Gobierno estudia un "pequeño, modesto y muy limitado" ajuste en el IRPF para el próximo año, aunque subrayó que de momento no hay ninguna decisión tomada al respecto.

En una entrevista con Efe recogida por varios medios digitales, Ocaña indicó que cualquier ajuste que se haga en materia impositiva supondrá apenas unas décimas dentro de la presión fiscal y no se hará con carácter inminente, "menos ahora que va a subir el IVA", sino que se incluiría en los Presupuestos Generales del Estado de 2011.

Estas declaraciones se producen después de que el pasado mes de mayo el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ya adelantara que el Ejecutivo no descartaba aumentar la fiscalidad a las rentas altas, aunque sin concretar mediante qué figura impositiva -sobre alguna existente o creando un nuevo impuesto- y qué entiende por rentas altas.

Ocaña incidió "con rotundidad" en que el Ejecutivo no considera ahora llevar a cabo grandes modificaciones impositivas y destacó que "no hay escondido en el cajón ningún cambio de gran calado".

Sin embargo, el secretario de Estado admitió que sí se ha hablado de la posibilidad de que se produzca algún ajuste que garantice una cierta equidad y justicia en el reparto de los costes de la crisis y añadió, en este sentido, que hay muchas opciones sobre la mesa.

Ocaña emplazó al mes de septiembre para conocer el contenido de esas medidas que, insistió, no van a suponer una modificación importante de la presión fiscal, y añadió que tendrán carácter transitorio "para asegurarnos de que los costes del ajuste se reparten de una forma equitativa entre todos los españoles".

Sobre la posibilidad de establecer una mayor carga fiscal para las rentas más cuantiosas, Ocaña señaló que no tiene que ser necesariamente mediante una nueva figura impositiva, sino que se puede hacer con impuestos ya existentes.

En este sentido, también hizo hincapié en que un eventual cambio se hará con "vocación de transitoriedad" para dar respuesta temporal a una situación económica complicada.

En cualquier caso, reiteró que no hay ninguna decisión tomada y que son ideas "a las que llevamos dando vueltas desde hace bastante" tiempo.

Ocaña se refirió a la posibilidad de recuperar el Impuesto sobre el Patrimonio y precisó que si se elevara el límite a partir del cual hay que pagarlo, "el impacto recaudatorio se reduciría más que proporcionalmente".

Ya son varias las comunidades autónomas que han aprobado iniciativas en este sentido. Andalucía acordó subir el tramo autonómico de IRPF hasta el 22,5% a las rentas de entre 80.000 y 100.000 euros; al 23,5% para quienes ingresen hasta 120.000 euros, y al 24,5% a aquéllos que superen esa cifra. Por su parte, Cataluña situó el umbral de los grandes patrimonios en 120.000 euros, mientras que Extremadura rebajó esa cota a 60.000 euros y Asturias y Baleares lo situaron en los 100.000 euros.

  • 1