Local

Hacienda exige un recorte adicional a Andalucía antes de final de año

El Gobierno envía un requerimiento a la Junta para que corrija la desviación del déficit en este ejercicio. Montoro sostiene que el ahorro ejecutado del plan de ajuste en 2013 será “insuficiente”

el 25 nov 2013 / 00:06 h.

TAGS:

Cristóal Montoro, en los Desayunos de Europa PressEl Ministerio de Hacienda informó ayer en el Senado que Andalucía tendrá que aplicar un recorte adicional al Presupuesto en vigor antes de final de año, un anuncio que pilló “por sorpresa” al Gobierno andaluz. El secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, incluyó a Andalucía en el grupo de cuatro comunidades que corren el riesgo de cerrar el presente ejercicio incumpliendo el objetivo de déficit al que se habían comprometido en sus planes de reequilibrio financiero (el límite para Andalucía se fijó en el 1,58% del PIB regional). El esfuerzo fiscal para alcanzar ese objetivo de estabilidad estaba calculado en 706,04 millones. El último informe de seguimiento que ha elaborado Hacienda respecto al plan de ajuste andaluz, correspondiente al segundo trimestre de 2013, muestra una “desviación en la aplicación de las medidas planificadas y que las ejecutadas hasta la fecha, junto con la previsión de cierre derivada de ellas, resultan insuficientes para cumplir con el objetivo de estabilidad fijado para Andalucía”. En el informe, esa desviación se achaca a varios conceptos: la enajenación de activos inmobiliarios, con la que la Junta preveía ingresar en julio 350 millones, se ha rebajado a 150 millones. Además la operación, que se quiere ejecutar por lotes para que sea más fácil su venta, “no se completa hasta el último trimestre del año, lo que genera incertidumbre sobre su realización”. Otra desviación en los ingresos previstos se atribuye al impuesto sobre depósitos bancarios, con el que la Junta espera recibir 160 millones del Gobierno como compensación por haber bloqueado dicha tasa, pero esa cifra no es definitiva. Por último, en la evolución de los gastos, más del 50% de la reducción esperada [el ajuste total en el gasto se cifró en 1.047,63 millones] procede de la “inejecución de créditos u otras circunstancias no explicadas, por lo que no hay evidencia de que puedan minorarse los gastos de acuerdo con la previsión”. Para corregir esa desviación a tiempo, el departamento de Cristóbal Montoro acaba de hacerle un requerimiento formal a la Junta para que en el plazo de un mes adopte “acuerdos de no disponibilidad” en el Presupuesto autonómico de 2013, es decir, que partidas comprometidas con un determinado gasto en las cuentas vigentes no lleguen a ejecutarse. Andalucía, junto a Cataluña, es la que menos se ha desviado, por detrás de Valencia y Murcia. Andalucía está acogida desde hace un año al FLA (Fondo de Liquidez Autonómico), por el que recibió una inyección de 3.209 millones de euros, y al plan de pago a proveedores. Desde entonces, las cuentas andaluzas están monitorizadas por Hacienda, que hace un seguimiento regular de los ingresos y gastos de la comunidad, vigilando que no se aleje de la senda de consolidación fiscal. El déficit autonómico se ha hecho público cada tres meses, y el propio Montoro ha destacado que Andalucía, desde la pasada primavera, viene cumpliendo los ajustes comprometidos. La última reunión entre el ministerio y la consejería que dirige María Jesús Montero tuvo lugar hace algo más de un mes, y en dicho encuentro los técnicos de Montoro “descartaron que fueran necesarias medidas adicionales al plan de ajuste”, aseguraron ayer fuentes de la consejería. En una entrevista ayer en Onda Cero, Montero aseguró no haber recibido el “requerimiento de no disponibilidad presupuestaria” por parte del Gobierno, e insistió en que ambas administraciones coinciden en que no será necesario. Desde el ministerio, sin embargo, advierten de que la necesidad de hacer un recorte adicional se reveló en el último informe de seguimiento al plan de reequilibrio andaluz, de junio de 2013. El siguiente informe, del tercer trimestre del año, será más definitivo en cuanto a aclarar el grado de consecución de los objetivos previstos para 2013. Montoro prevé hacer público este informe a principios de diciembre aunque, al parecer, los datos de último trimestre no evitarán que Andalucía ejecute el recorte adicional requerido por el Gobierno, apuntan fuentes del ministerio. Montoro acepta ahora ceder los depósitos bancarios a las regiones El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, aclaró ayer que el impuesto sobre los depósitos bancarios se aplicará finalmente con “límites” en todas las comunidades y no sólo se compensará a las tres que ya lo estaban aplicando (Extremadura, Andalucía y Canarias). Para Andalucía, los ingresos esperados por este concepto superaban los 160 millones, a partir de las autoliquidaciones de 2012 (57,9) y las entregas a cuenta de 2013 (108,2). Aunque la cifra de compensación para el presente ejercicio aún está pendiente de la valoración por parte de la Comisión Mixta de Asuntos Económicos y Fiscales. Durante su intervención en los Desayunos Informativos de Europa Press, Montoro dijo que el impuesto sobre depósitos bancarios también se incluirá en la reforma fiscal prevista y, a pesar de afirmar que no es “fruto” de su “devoción” y por ello recurrió esta figura al Tribunal Constitucional cuando la estaban aplicando tres comunidades, indicó que el Gobierno está trabajando para que las comunidades puedan aplicar este impuesto pero con “límites”. Así, afirmó que uno de esos límites es que se aplique de forma que no “desordene” el sistema bancario español y no rompa el mercado interior, y el otro es que haya una horquilla de tipos impositivos en la que se muevan todas las comunidades autónomas. Preguntado sobre si será el Estado quien recaude este impuesto o las comunidades, señaló que se tomará la decisión en la reforma fiscal y añadió que lo que el Gobierno prefiere es que sea un tributo de “bases comunes”.

  • 1