Local

Hacienda notifica a 1.000 dueños de viviendas vacías la recarga en el IBI

El Ayuntamiento ha delimitado una primera fase de actuación en el cobro del gravamen del 50% en el IBI a los pisos vacíos. Se han escogido un millar de viviendas desocupadas con los valores catastrales más altos y se les ha notificado la recarga.

el 15 sep 2009 / 16:53 h.

TAGS:

El Ayuntamiento ha delimitado una primera fase de actuación en el cobro del gravamen del 50% en el IBI a los pisos vacíos. Se han escogido un millar de viviendas desocupadas con los valores catastrales más altos -que abonan entre 300 y 500 euros por este tributo- y se les ha notificado la recarga. Sus alegaciones serán remitidas al Consejo Consultivo.

Esta primera fase servirá como prueba para resolver las dudas legales que existen sobre esta recarga, que no se aplica en ningún ayuntamiento pese a estar recogida en la Ley de Haciendas Locales. Los técnicos municipales, según informaron fuentes de la delegación, han elaborado un primer censo de las viviendas deshabitadas. Pero en él sólo se han incluido los inmuebles con valores catastrales más altos, que además asumen un mayor importe en el pago del IBI -entre 300 y 500 euros, ya que una vivienda de 102 metros cuadrados en República Argentina abona más de 480 euros anuales en concepto de este tributo-. La cifra de 1.000 viviendas está muy lejos de las 35.000 que se calcula que existen en Sevilla, la mayoría situadas en los distritos de Nervión y Los Remedios, según los datos del área de Hacienda.

La delegación municipal, que dirige Nieves Hernández, pretende con esta primera muestra analizar las alegaciones que se reciben de los propietarios, y adjuntarlas al informe que se remitirá en los próximos días al Consejo Consultivo. Esta petición -que no se ha realizado hasta ahora pese a que la recarga en el tributo se anunció hace ahora un año- trata de resolver las dudas legales que ha generado el cobro de este gravamen, cuestionado por administraciones como la Junta de Andalucía y el Ministerio de Economía y Hacienda.

Pese a estas notificaciones, el Ayuntamiento aún no ha ingresado cantidad alguna por este gravamen, que lleva incluido en las ordenanzas fiscales desde hace cuatro años, sin que aún se haya podido recabar ni un sólo euro por este concepto. Las previsiones iniciales cifraban en cerca de dos millones de euros los ingresos previstos por esta recarga, ya que de media los dueños de estos pisos pagarán 200 euros más en el Impuesto de Bienes Inmuebles.

El informe que se encargará al Consejo Consultivo será definitivo. El Ayuntamiento no quiere enfrentarse a una batería de recursos contra su decisión sin contar con el adecuado respaldo legal. De momento, no hay plazos para iniciar el cobro, y apenas se ha reservado una partida simbólica en los presupuestos municipales ante el temor de que un dictamen negativo bloquee esta medida.

En contra del Consistorio juegan la falta de precedentes y la falta de apoyo de las principales administraciones. Además, la nueva coyuntura económica dificulta la ejecución de este plan. Hace un año, cuando el ex responsable del área de Hacienda, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, presentó la iniciativa, el principal problema social en la ciudad y en el resto del país era la vivienda, un contexto favorable a este tipo de proyectos. Ahora, en plena crisis económica, el Ayuntamiento afronta el plan con cautela para evitar el rechazo social.

  • 1