Local

Hacienda prevé 9,7 millones de superávit tras tres años de déficit

En 2009 se rebajaron las pérdidas y en 2010 se calculan 117 millones de balance positivo.

el 20 dic 2010 / 19:53 h.

TAGS:

La ampliación de Fibes es uno de los grandes lastres del presupuesto municipal.

Las arcas municipales empezarán a reflejar una imagen positiva a partir de 2011, después de tres años con resultados negativos. Ésta es la previsión del plan de saneamiento aprobado en el último Pleno y, por tanto, de los presupuestos que se presentarán mañana miércoles. La crisis municipal empezó en 2008, con unas pérdidas de 86,4 millones que obligaron a diseñar un plan de saneamiento, que se aprobó a mediados de 2010. Con este documento ya encima de la mesa se cerraron las cuentas de 2009 y el resultado fue un déficit de 95,4 millones -1,5 menos de lo previsto- y pagos pendientes por un importe de 31 millones de euros. La nueva previsión para 2010 es aún más crítica, con un déficit de 116,9 millones, que no obstante servirá de antesala para la recuperación de las arcas municipales. Los recortes, la caída de las inversiones y un aumento de los ingresos permitirán, según los informes de la Delegación de Hacienda, llegar a 9,6 millones de balance positivo en 2011 y a 60,3 en el año 2012.

El plan de ahorro, ahora revisado, se aprobó a mediados de 2010, junto al presupuesto del presente ejercicio. Y en él se incluyó una previsión de la liquidación del año 2009. Se iban a alcanzar los 97 millones en pérdidas, principalmente por el déficit que se preveía motivado por la Gerencia de Urbanismo -con las obras de la Encarnación y el plan de barrios-; y el Consorcio del Palacio de Exposiciones -con los trabajos de ampliación de Fibes-. Finalmente, los cálculos variaron sensiblemente: Giralda TV y la Gerencia de Urbanismo arrastraron más pérdidas de las previstas -cinco millones de euros-, mientras que el IMD, Tussam y Lipasam generaron un ahorro de 15 millones por los recortes en gastos e inversión. Además, los pagos de Fibes se aplazaron, lo que permitió reservar 40,6 millones. En total, 95,4 millones de pérdidas, 1,5 menos de lo previsto, que se redujeron a la mitad al ingresarse los 49 millones del segundo plazo del IBI.

Con este balance, y con 31 millones de euros pendientes de pago no previstos, este mes se ha revisado el plan. Y la previsión del cierre de 2010 es sensiblemente peor a la planteada inicialmente. De 13 millones de pérdidas se podrá llegar hasta 116,9. Todo un récord motivado de nuevo por la ampliación de Fibes -menos 67,5 millones de euros- y por las obras de la Gerencia -con un saldo negativo de 13,7 millones-.

Pero este reajuste ha permitido reorganizar las cuentas de 2011 que se presentan mañana ante el Consejo Económico y Social. Si se cumplen las previsiones, con el incremento de las transferencias del Estado, el mantenimiento de los ingresos propios, la refinanciación de la deuda y el recorte al mínimo de las inversiones, se llegará a un superávit de 9,6 millones de euros. Para conseguirlo, Lipasam y Tussam deberán alcanzar los 24 millones de balance positivo; y el Consorcio de Fibes deberá recuperar pérdidas al finalizar la obra con 32 millones de euros. Sólo Urbanismo -con 40 millones de balance negativo, el año en el que está prevista la entrega de la Encarnación- y el Consorcio de Turismo -con menos 114.627 euros podrán mantener las pérdidas-.

Pero el horizonte del plan es 2012. Y para entonces, se prevé un superávit de 60,3 millones y sólo el Patronato del Real Alcázar -con 3,8 millones- y el IMD -con 584.645- tendrán déficit.

  • 1