Local

Hacienda promete congelar tributos y dedicar 980 millones a paliar la crisis

Al igual que el Gobierno central y la Junta, el Ayuntamiento ha configurado su propio paquete de medidas ante la crisis. El gasto en rebajas fiscales, planes sociales y obras públicas ya anunciadas se ha sumado y agrupado en un mismo concepto vinculado a la desaceleración. El importe asciende así a 980 millones.

el 15 sep 2009 / 06:16 h.

TAGS:

Al igual que el Gobierno central y la Junta, el Ayuntamiento ha configurado su propio paquete de medidas ante la crisis. El gasto en rebajas fiscales, planes sociales y obras públicas ya anunciadas se ha sumado y agrupado en un mismo concepto vinculado a la desaceleración. El importe asciende así a 980 millones.

La estrategia económica del Ayuntamiento gira en torno a tres ejes. Las ordenanzas fiscales, los presupuestos de 2009 y los proyectos urbanísticos y de equipamiento de la ciudad. En el primero de estos puntos, la Delegación de Hacienda adquiere el compromiso de congelar todos los impuestos -que sólo subirán el IPC-, no elevar la presión fiscal -al no crear nuevas figuras tributarias- y aumentar las bonificaciones.

Se establecerán así exenciones para las motos en el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica; un incremento de las ayudas para las constructoras de VPO tanto en el Impuesto sobre Construcciones y Obras como el IBI; y rebajas en el Impuesto de Actividades Económicas para empresas que contraten a personas con dificultades de acceso al mercado laboral.

En este último caso, las ayudas se darán para todos los mayores de 45 años -en vez de 50 como hasta ahora- y se establecerán una serie de criterios de desempleados cuya contratación permitirá el acceso a subvenciones.

El segundo eje serán los presupuestos. 2009 será otro ejercicio de austeridad, lo que permitirá que se cierre con superávit y no se requiera un plan de saneamiento. El gasto de personal no podrá aumentar por encima del 3%, se realizarán operaciones financieras para aliviar el endeudamiento y se consolidarán operaciones para mejorar las cuentas de Tussam y Lipasam. Hay poco dinero para gastar, y éste se dedicará a políticas sociales ?que pasarán a suponer un gasto de 40 millones de euros- y a proyectos e inversiones ya diseñados, cuya ejecución se acelerará.

Precisamente, éste es el tercer eje de la estrategia económica del Ayuntamiento. El Gobierno local intentará acelerar una serie de inversiones como la ampliación del Metrocentro, la SE-35, el nuevo Palacio de Congresos, la Ciudad de la Imagen y la Encarnación. Aunque el coste de todas estas iniciativas se computa como parte de las medidas municipales para paliar la crisis, algunas se realizan con recursos locales y otras con partidas de otras administraciones o fondos de empresas privadas.

Estos tres ejes fueron presentados por el delegado de Hacienda, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, ante el Consejo Económico y Social, órgano ante el que tiene previsto presentar próximamente las ordenanzas y los presupuestos -que se aprobarán de forma conjunta este año-. La difusión de estas medidas se produce sólo un día antes del Pleno extraordinario sobre la crisis económica forzado por el PP. La oposición presentará una batería de propuestas, ante las que el Gobierno ya tiene preparadas una serie de enmiendas.

  • 1