Local

Hacienda refuerza el control sobre las empresas públicas e impone ahorro

El sector público andaluz recibirá 2.861 millones de euros, un 8% menos. La Junta venderá una parte de su patrimonio antes de que acabe el año

el 29 oct 2013 / 23:45 h.

TAGS:

Por primera vez, el Presupuesto andaluz no solo recogerá el dinero que la Junta transfiere a sus empresas públicas, que será un 8% menos, 2.681 millones de euros. También se detallará la financiación de otros entes instrumentales, que sin ser de titularidad pública autonómica, sí están participados por el Gobierno andaluz. Fundaciones, consorcios y agencias –eso que el PP y los sindicatos de funcionarios llaman la “administración paralela”– se verán reflejados en el articulado de la ley de presupuesto. Es un mecanismo más de control y transparencia, según la consejera de Hacienda, María Jesús Montero. Además su departamento estará habilitado, según relató, no solo para conocer el detalle de los planes de ahorro de estas empresas públicas, sino también para ordenar que se ejecuten medidas de contención del gasto. Esa es otra gran novedad. Desde hace dos años, Hacienda ha prometido todo tipo de mecanismos para arrojar luz sobre el sector público empresarial. Desde un registro informático a un inventario de entes instrumentales realizado por mandato del Ministerio de Hacienda y dentro de los planes de reequilibrio del gasto público. Pero a día de hoy, la realidad es que ni siquiera Junta y Gobierno coinciden sobre el número de entes que existen o sobre el dinero público del que disponen. Hacienda encontró además el obstáculo de que las medidas de recorte que aplica a sus empleados públicos no podía ordenarlas sin más en muchas de estas empresas públicas, con convenios colectivos específicos y un total de 26.000 trabajadores. Hay sentencias en contra de la Junta sobre los recortes salariales en estos entes públicos. Ha sido uno de los grandes caballos de batalla del Gobierno andaluz, que puso en marcha un plan de reestructuración del sector empresarial que logró abrir un dura guerra con los funcionarios que aún sigue viva. El próximo año, las empresas públicas recibirán directamente una inyección de 2.861 millones de euros, que fueron 3.125 millones en 2013. la mayoría aclara del Gobierno están relacionadas con la sanidad (hospitales), la educación, la dependencia o la seguridad, como el Infoca. Este descenso en las transferencias directas obligará a más recortes, admitió Montero. La consejera de Hacienda pedirá a todas estas empresas que remitan un plan detallado de dónde van a reducir sus gastos antes del 31 de enero. No podrán generar deuda. Sumando el dinero que se destina a otros entes participados por la Junta, la cifra total de lo que acapararán del Presupuesto son 2.946 millones de euros (en este ejercicio fueron 3.202 millones). Como ya anunció la presidenta de la Junta, Susana Díaz, se incorporará también al Presupuesto un informe de la Intervención General –encargada de auditar los fondos públicos– que detallará el uso y el destino de las transferencias de financiación. Ese dinero que sale del circuito oficial y administran, normalmente, empresas públicas está en el origen del escándalo de los ERE. Las ayudas de Empleo bajo la lupa judicial dejaron de entregarse directamente desde la Consejería y se adjudicaban al Instituto de Fomento Empresarial (IFA), ahora Agencia IDEA, con lo que se sorteaban mecanismos de control y fiscalización. Montero aseguró que estas transferencias estarán, desde ahora, sujetas a “fiscalización previa y control a posteriori”. También se elevará el control, según la titular de Hacienda, sobre los fondos sin personalidad jurídica y las subvenciones. En el capítulo de ingresos, la Junta estima que recaudará más por la vía de los impuestos ante el mejor comportamiento de la economía. Sin embargo, ni sube la presión fiscal para las rentas más altas ni se crean nuevos impuestos ecológicos, como reclamó IU, que exigía una tasa a las grandes superficies y luego sugirió impuestos para las bebidas edulcoradas o el tráfico aeroportuario. Un año más, el tercero consecutivo, el Gobierno andaluz contempla la venta de parte de su patrimonio como una inyección económica. Hasta ahora, no ha logrado deshacerse de patrimonio. La consejera de Hacienda aseguró que antes de que acabe el año tendrá que adjudicar un lote edificios y sueldos por 120 millones de euros, según sus previsiones. En 2014 prevén ingresar 292 millones. Montero admitió que hay que darle una vuelta a estas operaciones y revisar a la baja algunos precios, aunque hasta ahora el gran problema –según la Junta– ha sido la falta de crédito. El Gobierno andaluz no ofrecerá los datos de inversión provincializada. No lo hace desde que la cifra inversora cae en picado y los números alejan la posibilidad de que los dirigentes socialistas saquen pecho en su provincia. Sí habrá una presentación del Presupuesto para cada provincia.

  • 1