Hacienda y Turismo llevan el pulso por la tasa ecológica al Gobierno

Rodríguez afirma que aún se negocia para 2014 y Montero que está descartado. La Junta insta a IU a repasar lo que viene explícitamente y lo que no en el pacto

el 01 oct 2013 / 23:14 h.

Foto-MILTMP15233966A medida que se aproxima la negociación sobre los Presupuestos autonómicos de 2014, el pacto de Gobierno chirría. “La federación de izquierdas conseguirá vencer cualquier reticencia que se tenga [al banco público de tierras o a la tasa a las grandes superficies comerciales] igual que el PSOE puede tener capacidad de persuadir a IU sobre otras cuestiones del Presupuesto”. Esta frase, que pronunció ayer el líder de IU, Antonio Maíllo, sirve para ilustrar el último capítulo de discrepancias entre los socios de Gobierno. Ayer, además, se hizo más patente en el terreno institucional, después de que dos miembros del Ejecutivo, por separado, defendieran en público una cosa y la contraria, a saber: ¿habrá o no habrá un impuesto ecológico a los grandes comercios en los próximos Presupuestos? El consejero de Turismo y Comercio, Rafael Rodríguez (IU), defendió en televisión la necesidad de establecer esta tasa en aras de la “solidaridad” y aseguró que “está en debate y en negociación, y que la posición no está definida” entre los socios de Gobierno. “Espero que salga adelante”, sentenció. Una hora después, la consejera de Hacienda, María Jesús Montero, se enfrentó a la misma pregunta, pero garantizó que ese nuevo impuesto, ningún otro, estarán en las cuentas de 2014. “Creo que he sido muy clara”, advirtió la consejera, para luego explicar que “no hay tensiones” significativas con IU. Montero aclaró que la elaboración de un presupuesto tan complicado “agudiza las tensiones dentro del Gobierno”, máxime si está formado por dos fuerzas políticas distintas, “pero también ocurre entre los diferentes departamentos, porque cada uno reclama lo suyo”. El impuesto a las grandes superficies, que afectaría a unas 300 firmas potentes en Andalucía, es un gravamen por ocupación de terreno. La federación de izquierdas espera ingresar entre 25 y 30 millones de euros, que luego distribuiría entre el pequeño comercio, que representa el 98% del sector en la comunidad. Los sindicatos apoyan la medida, pero la patronal se opone, porque sostiene que las grandes superficies son las que generan más empleo en el comercio, y que una tasa así les animaría a dejar Andalucía. Maíllo mantuvo ayer un encuentro con el presidente de la Confederación Empresarial del Comercio en Andalucía (CECA), Manuel García-Izquierdo, en el que le trasladó el compromiso de su organización “a ultranza y sin complejos” con la defensa del comercio de proximidad. Al encuentro también asistió Rodríguez y la directora general de Comercio, María del Carmen Cantero. El presidente de la CECA consideró que este sector es “clave” para Andalucía y que ha demostrado una gran fortaleza para hacer frente a las dificultades, “pese a que desde el comienzo de la crisis y tras 38 meses consecutivos de caídas de las ventas, se encuentra sumido en una situación limite”. El dirigente empresarial subrayó que es “urgente y necesario” que se desbloquee el crédito bancario para comerciantes y consumidores y que la Junta asuma la financiación de las pymes. Pero García-Izquierdo no valoró ni defendió la tasa a las grandes superficies.

  • 1