Local

Haidar alerta de que la rebelión contagiará a Marruecos y al Sáhara

La activista saharaui y el delegado del Frente Polisario instan a España a no pensar sólo en sus intereses económicos sino en la estabilidad de la zona y critican que cuestione las condiciones para celebrar el referéndum de autodeterminación.

el 19 feb 2011 / 20:56 h.

TAGS:

La activista saharaui, Aminatou Haidar, entregó en Sevilla un premio a José Saramago a su viuda, Pilar del Río.
Las asociaciones juveniles y sindicatos marroquíes convocantes de la manifestación prevista hoy que pretende reformas políticas dejan claro que Marruecos no quiere ser una excepción en el mundo árabe y que su situación y pretensiones no difieren de lo ocurrido en Túnez o Egipto.

 

Esa misma sensación tiene el pueblo saharaui, que aunque considera que la solución a su causa requiere una intervención internacional, reconoce que un cambio en el Gobierno marroquí sería fundamental para sus objetivos.

La presidenta del Colectivo de Defensores de los Derechos Humanos Saharauis, la activista Aminatu Haidar reconoció ayer -en un encuentro organizado por la Asociación de Amistad con el Pueblo Saharaui de Sevilla- que tiene "gran esperanza" en el que será un "día histórico para Marruecos" si bien matizó que la protesta tienen unas "reivindicaciones limitadas de cambiar la Constitución, el respeto a los derechos humanos y acabar con el Majzén [el círculo más cercano a Mohamed VI] pero no atacar al rey". Con todo, Haidar admitió que un cambio en el Gobierno marroquí sería "muy importante" para la causa saharaui y defendió que ambos pueden jugar un "papel importantísimo en la unión del Magreb árabe".

Haidar viajó ayer a Sevilla para participar en el encuentro y entregar el premio Juan Antonio González Caraballo -en memoria del médico cooperante- concedido por la asociación a título póstumo al Nobel portugués José Saramago. En un emotivo acto, Haidar agradeció a su viuda, la periodista sevillana Pilar del Río, el "aliento" que ambos le mostraron durante su huelga de hambre en el aeropuerto de Lanzarote en 2009 para exigir su regreso al Sáhara tras su deportación forzosa desde el aeropuerto de El Aaiún, controlado por Marruecos.

En vísperas de la manifestación de Marruecos, la activista saharaui alertó de que las revueltas del mundo árabe van a "contaminar a otros países, Marruecos por ejemplo, pero también a los jóvenes saharauis, que pueden responder de forma violenta". Y llamó la atención a España para que piense "no solamente en los intereses económicos sino en la estabilidad y la paz para todos los españoles". Así, pidió al pueblo español "acciones políticas concretas para ejercer presiones sobre el Gobierno español para que busque una solución". Para Haidar "España tiene que respetar la voluntad de los pueblos y no minimizar la capacidad de los pueblos árabes" así como "acabar con el apoyo a las dictaduras".

Igualmente crítico con la actual posición de España fue el delegado del Frente Polisario en España, Bucharaya Beyon. Denunció que la ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez, "no escatima esfuerzos para convencer a otros países de que no se dan las condiciones para celebrar el referéndum de autodeterminación, llegó a decir que el Frente Polisario lo reconoce y eso está muy lejos de la verdad". Beyon defendió que no hay problemas técnicos sino el rechazo de Marruecos y ni la ONU ha hablado de imposibilidad para celebrarlo sino de que "hay mucha debilidad".

Beyon lamentó que 35 años después, el Gobierno español "apoye la ocupación marroquí" y denunció que los saharauis ya no ven útil la presencia de la ONU en su territorio porque en 20 años no ha hecho nada cuando su misión era preparar las condiciones para el referéndum. Por ello, alertó de que "si no hay señales a corto plazo de querer avanzar hacia una solución, los jóvenes saharauis se pueden descarrilar hacia la violencia", algo que "no beneficia a nadie" pero es "un derecho" para "defender la libertad".

  • 1