sábado, 16 febrero 2019
14:00
, última actualización
Local

Hallado el cadáver del piragüista de Écija desaparecido hace 15 días en el Genil

Quince días después de que desapareciera bajo las aguas del río Genil en el embalse del Judío, el cuerpo sin vida del piragüista Rafael M. fue encontrado ayer. El hallazgo tuvo lugar en torno a las 11.15 horas en el cauce del río, pero ya en el término municipal de Palma del Río (Córdoba), según informaron fuentes del servicio de emergencias 112.

el 18 jul 2010 / 16:34 h.

TAGS:

Labores de búsqueda en el Genil.

 

El cuerpo fue hallado por miembros del club de piragüismo al que pertenecía el palista, Club de Piragüismo Écija, uno de los dos que hay en la ciudad y que colaboraba en el dispositivo de rastreo de la Guardia Civil, junto con Los Papafrita, el otro club de piragüismo astigitano. Los compañeros de su club no querían hablar ayer. Estaban muy afectados tras quince días de una búsqueda muy intensa, que al final ha tenido un resultado no por esperado menos trágico.


Según explicaron desde el club, el cuerpo ha aparecido en una zona ya rastreada varias veces antes durante los quince días que ha durado la búsqueda, seguramente arrastrado por las aguas del Genil. El cadáver se encontró a un kilómetro y medio aproximadamente del punto donde desapareció el palista, en el embalse del Judío.

Los hechos. El piragüista fallecido, Rafael M., de 44 años, desapareció cuando participaba en la VIII Ruta Bética del Aceite, una travesía en piragua que comienza en Écija y concluye en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz). El suceso se produjo en torno a las 15.50 horas del 3 de julio a la altura del kilómetro 11 de la A-453, cuando los participantes en la travesía toparon con un paso de agua que había que cruzar a pie por su dificultad -tiene cinco metros de altura-, si bien Rafael decidió hacerlo en piragua y realizó el salto con tan mala fortuna que volcó y cayó al agua, llevándoselo la corriente río abajo ante la impotencia de sus propios compañeros que no pudieron hacer nada por sujetarlo, pese a su proximidad.

En la búsqueda del piragüista han participado buzos de la Guardia Civil, agentes de la Policía Local y Nacional y personal sanitario, bomberos de la Diputación de Sevilla, 061 y voluntarios de Protección Civil. A ellos hay que sumar los compañeros de los dos clubes de piragua locales, si bien días después de comenzar la búsqueda, la familia pidió al club Los Papafrita que no lo buscara, tras acusarlos de tachar de "irresponsable" al palista.

Ya el mismo día en que se produjo la desaparición, el presidente del Club de Piragüismo de Écija, al que pertenecía Rafael, Manuel Palacio, reconoció que "es prácticamente imposible" que se encontrara con vida. Rafael era uno de los muchos palistas que sólo hacían la salida, para dar color, por lo que no estaba inscrito en la prueba que llega a Sanlúcar de Barrameda. Generalmente sólo participan en el paseo. "Hacen con nosotros un par de kilómetros y se retiran", explicaron en el club. Tras el suceso, la VIII edición de la prueba que organiza el club de piragüismo Los Papafrita fue suspendida.

 

  • 1