Local

Hallan 11 cadáveres en otra fosa, lo que eleva a 46 las muertes en Filipinas

Las tropas están en estado de máxima alerta en el sur de Filipinas en aplicación del estado de excepción declarado por el Gobierno.

el 24 nov 2009 / 10:41 h.

TAGS:

Otros once cadáveres fueron recuperados de una segunda fosa común en el sur de Filipinas, lo que eleva a 22 los descubiertos hoy y sitúa la cifra provisional en 46 víctimas mortales en la matanza ocurrida ayer en una disputa de clanes.

Según informaron fuentes policiales, ambos hoyos están localizados en un área remota de la provincia de Maguindanao cerca del mismo lugar donde ayer aparecieron los cuerpos sin vida de otras 24 personas, según el jefe de la Policía regional, superintendente Josefino Cataluña.

Previamente, el director del cuerpo nacional, general Jesús Verzosa, indicó que temía que el número de asesinados continuara aumentando pues tenían que verificar otra fosa en la zona.

Una excavadora aparcada cerca de la primera fosa tenía impreso el sello del gobernador, Andal Ampatuan, acusado de haber ordenado la matanza de la víspera para intimidar a su rival Ismail Mangudadatu.

Las tropas están en estado de máxima alerta en el sur de Filipinas en aplicación del estado de excepción declarado por el Gobierno.

Cientos de policías y soldados han sido desplegados para detener a los asesinos, hallar a los desaparecidos y evitar una espiral de venganzas en Maguindanao y la provincia vecina de Sultan Kudarat, feudos de los dos clanes enemistados.

El lunes por la mañana, cien hombres armados secuestraron a entre 40 y 50 civiles de una caravana electoral que iba a presentar la candidatura a gobernador provincial de Mangudadatu, quien le quiere disputar el puesto a Ampatuan, un poderoso "datu" o jefe tribal musulmán temido en todo el sur de la isla de Mindanao.

Los pistoleros huyeron hacia las montañas, y poco después los militares que salieron en su persecución hallaron 24 cadáveres, al menos 21 de ellos decapitados o mutilados.

Algunas de los cuerpos de mujeres presentaban signos de haber sido violadas y entre los muertos figuran varios abogados de derechos humanos, periodistas locales y la mujer y dos hermanas de Mangudadatu.

  • 1