Hallan 23.000 euros en billetes en casa de un imputado de los ERE

Siete de los diez arrestados el martes en la segunda parte de la operación 'Heracles' serán interrogados por la juez Alaya el jueves.

el 09 oct 2013 / 22:05 h.

Los registros ordenados el martes para seguir el rastro del dinero “distraído” en los ERE fraudulentos han hecho aflorar cantidades en efectivo que los investigadores tratan ahora de vincular con los fondos manejados por la trama. La Guardia Civil se incautó de 23.000 euros al registrar la vivienda de un imputado en el caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE) irregulares que investiga la jueza de Sevilla Mercedes Alaya. El caso ha pasado de indagar quién organizó la estructura que permitía desviar fondos públicos a apuntar hacia los intermediarios sospechosos de cobrar comisiones millonarias en el proceso –entre los que la juez incluye a los sindicatos–, y las entidades que ayudaron a blanquear los fondos. billetes-ereEn la vivienda de Gines (Sevilla) del responsable de la empresa Surcolor, Antonio Manuel Bustamante, la Guardia Civil se incautó con ayuda de perros de rastreo de 23.000 euros, la mayor parte en billetes de 50 euros, informaron fuentes del caso a Europa Press. Los investigadores han citado a declarar como imputado a Bustamante para que explique el origen del dinero. La jueza ordenó registrar su casa por ser responsable de empresas que declararon haber pagado 118.753 euros a un presunto testaferro empleado por el “conseguidor” de los ERE y exsindicalista de UGT Juan Lanzas “para cobrar a través de ellas” las comisiones investigadas. Bustamante ya estaba citado a declarar por esta fase de la Operación Heracles, que ayer alcanzó los diez detenidos con el arresto en Jaén del exdirector de un banco, puesto en libertad horas después. Era la segunda persona vinculada a la banca detenida en esta parte de la investigación, ya que el martes fue arrestado en Málaga otro exbanquero. En total hubo tres arrestos en Sevilla, dos en Córdoba, dos en Málaga, uno en Segovia, otro en Jaén y uno en Cádiz. Se hicieron diez registros de domicilios y empresas: siete en Sevilla y uno en Córdoba, Málaga y Barcelona. La Guardia Civil también dejó en libertad ayer al empresario detenido en Segovia y a uno de los dos arrestados en Córdoba. Los siete restantes pasarán hoy a disposición judicial cuando terminen de declarar ante los investigadores en la mañana de hoy. Entre los detenidos está Enrique Rodríguez, exgerente del Instituto de Fomento de Andalucía y alto cargo de la Diputación hasta su cese fulminante el martes al ser detenido, que ayer se acogió a su derecho a no declarar ante la Guardia Civil. La jueza lo considera mano derecha del exconsejero José Antonio Viera, y a éste “pieza clave” en el desvío de ayudas a empresas de la Sierra Norte. Sí declaró, al haber sido citado como imputado pero no detenido, el exdirigente de CCOO Juan Antonio Florido, que defendió su “total inocencia” y negó ser intermediario comisionista, defendiendo la legalidad de las pólizas por 263.500 euros por las que le preguntaron los investigadores. Entre los que hoy pasarán a disposición judicial al agotarse el plazo legal de 72 horas hay varios dirigentes y exdirigentes de CCOO y UGT. Ambos sindicatos negaron ayer su implicación en la trama de captación de sobrecomisiones por los ERE y lamentaron la “abstracta acusación” que pesa sobre ellos. El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, consideró que el modo en que se ha detenido a los sindicalistas “no debería tener cabida en un estado democrático” e instó a la jueza a sustanciar “de una vez” sus actuaciones en el caso.

  • 1