sábado, 16 febrero 2019
21:22
, última actualización
Local

Hallan el cadáver del niño desaparecido en Córdoba

El cuerpo del chico, un alemán de 5 años, estaba en el pantano bajo unos matorrales, junto a dos mochilas y botellas vacías de agua

el 23 jul 2010 / 11:06 h.

TAGS:

La Guardia Civil traslada el ataud con el niño fallecido.

La Guardia Civil encontró ayer el cadáver del niño de cinco años que desapareció hace cuatro días en Espiel (Córdoba). Estaba junto a dos mochilas y varias botellas de agua vacías en una zona alta del monte de difícil acceso, por lo que en un principio se barajó la opción de movilizar un helicóptero para su rescate, aunque finalmente se pudo realizar a pie.

El Instituto Armado llevaba rastreando la zona del pantano próxima al Puente Nuevo desde el martes pasado, cuando localizaron en la zona a la madre del crío magullada, desorientada e incapaz de dar una explicación coherente acerca del paradero de su hijo. En el dispositivo de búsqueda se utilizó un helicóptero, un grupo de buzos y de perros policía, y finalmente se decidió distribuir la fotografía del niño (que aparece adjunta en esta información) para solicitar la colaboración ciudadana, en caso de que alguien lo hubiera visto.

El cuerpo del niño, de nacionalidad alemana, se encontraba "bajo unos matorrales", según fuentes del Instituto Armado, y no presentaba signos externos de violencia. "No se puede adelantar ninguna de las hipótesis, porque ninguna de ellas es fiable, especialmente porque las aportó la madre que estaba en estado de shock". El cuerpo fue llevado ayer al Anatómico Forense donde se le practicará la autopsia para determinar la causa de la muerte. La madre del menor sigue ingresada en un centro hospitalario cordobés. Está en planta, no ha necesitado cuidados intensivos y permanecerá unos días más ingresada. El padre y un familiar viajaron desde Alemania ayer para reconocer el cadáver del crío.

La Guardia Civil tuvo conocimiento en la tarde del pasado martes 20 de julio, a través de una llamada de la Policía Local de Espiel, de que había sido localizada en el pueblo una mujer alemana que se encontraba desorientada y que presentaba magulladuras, arañazos y signos evidentes de deshidratación, sin poder precisar las causas de su estado ni el paradero de su hijo. "Las explicaciones de la madre no nos sirven. Ha dado varias, contradictorias, algunas sin sentido y otras que parecen ficticias", explicaron fuentes de la subdelegación del Gobierno en Córdoba.
La mujer salió hacía una semana de Alemania para disfrutar de unas vacaciones en España, conduciendo un turismo Opel Astra familiar, color gris plata, matrícula EN-T-5869.

  • 1