Local

Hallan el cuerpo de la joven dominicana

El suceso de la joven dominicana desaparecida el pasado jueves en Lanzarote tendrá previsiblemente el peor final posible. Un vecino de Arrecife halló el martes un cuerpo sin vida cuando en las inmediaciones de un vertedero de escombros.

el 14 sep 2009 / 20:04 h.

TAGS:

El suceso de la joven dominicana desaparecida el pasado jueves en Lanzarote tendrá previsiblemente el peor final posible. Cinco días después de que sus familiares denunciaran la desaparición de Yulisa Antonia Pérez, de 18 años, un vecino de Arrecife halló en torno a las 9.00 horas del martes un cuerpo sin vida cuando paseaba a sus perros en las inmediaciones del vertedero de escombros de Argana Alta, en el extrarradio de la capital.

La Policía Nacional investiga si el cadáver hallado semienterrado junto al camino que conduce a la escombrera corresponde a la muchacha, que según las fuentes salió el pasado día 8 de casa para sacar dinero de una entidad bancaria y cuyos familiares ya no volvieron a ver. El juez y el forense se trasladaron al lugar del hallazgo, donde también trabajaron efectivos del grupo de la policía judicial de Arrecife.

Mientras tanto, miembros de la comunidad dominicana y familiares de la joven tomaron la justicia por su mano e intentaron arremeter contra el padrastro de la joven desaparecida, al que señalaron como principal sospechoso tras conocer la notica sobre la localización del cadáver. Así, Antonio Ferreira, natural de Portugal, fue trasladado a la comisaría de Arrecife ante el riesgo de ser linchado, aunque fuentes próximas al caso han querido dejar claro que el hombre no está detenido y que fue localizado en las proximidades de su casa, pese a que un primo de la chica aseguró que Ferreira no se encontraba en su domicilio desde que supo que un viandante había encontrado un cadáver en el vertedero.

El padrastro permanece a la espera de que le tomen declaración y el cuerpo de la joven se encuentra en el Palacio de Justicia de Arrecife, donde hoy previsiblemente se le hará la autopsia.

Desde la comunidad dominicana informaron también de que la madre de la chica se encontraba en Gran Canaria para participar en un programa televisivo con motivo de la desaparición de su hija y, al conocer la noticia, sufrió un ataque de nervios y tuvo que ser ingresada.

Yulisa vivía desde hacía seis meses junto a su madre y su compañero sentimental en el barrio de Los Geranios de la capital lanzaroteña, y trabajaba como peluquera en un establecimiento de la calle La Inés. En el momento de su desaparición, la joven, de 1,75 centímetros, tez oscura y cabello negro, vestía un jersey de color verde, pantalones vaqueros azules de media caña, zapatos blancos y cartera blanca.

  • 1