Local

Hallan en un zulo de ETA un temporizador como el que se usó en Calvià

Las fuerzas de seguridad localizaron ayer en Francia otros cuatro zulos de ETA y en uno de ellos hallaron una bomba-lapa con un temporizador que permitía programar su explosión con una gran antelación, similar al utilizado en el atentado de Calvià, en el que perecieron los guardias civiles Carlos Sáenz de Tejada y Diego Salvá.

el 16 sep 2009 / 07:31 h.

TAGS:

Las fuerzas de seguridad localizaron ayer en Francia otros cuatro zulos de ETA y en uno de ellos hallaron una bomba-lapa con un temporizador que permitía programar su explosión con una gran antelación, similar al utilizado en el atentado de Calvià, en el que perecieron los guardias civiles Carlos Sáenz de Tejada y Diego Salvá.

La documentación que se incautó el miércoles tras las detenciones de los presuntos etarras responsables de la logística de la banda -Alberto Machaín, Andoni Sarasola y Aitzol Etxaburu- están dando sus frutos. En total ya se han localizado siete zulos con numerosos explosivos. Sólo en el día de ayer se hallaron cuatro escondites.

Uno de los zulos que se encontró en la mañana de ayer escondía tres bombas-lapa, listas para atentar, informaron a Europa Press fuentes de la investigación. Este escondite está localizado en la localidad de Plausse-Nous, en el departamento de Herault, y las bombas-lapa contaban con un temporizador que puede ser programado hasta con un año de antelación.

También en la mañana de ayer y en ese mismo departamento, agentes de la Subdirección Antiterrorista (SDAT) de la Policía Judicial francesa, en colaboración con la Comisaría General de Información, hallaron otro zulo. Está situado en la localidad de Ferrals-Les-Montagnes y dentro había 15 pistolas y revólveres, procedentes del robo de una empresa de armas en octubre de 2006 en Vauvert, cordón detonante y más de 1.000 cartuchos de munición, entre otros materiales utilizados por la banda terrorista ETA para perpetrar su atentados.

Ese departamento de Herault pertenece a la región de Languidoc-Rossillon, donde el jueves apareció otro escondite, concretamente en el término municipal de Camplong, con cinco bidones (tres de 150 litros de capacidad y dos de 200 litros) que guardaban 10 kilos de nitrato amónico, nitrato sódico, alcohol y acetona. Asimismo, había dos revólveres, un silenciador, dos cajas con 1.000 cartuchos, 83 detonadores y 450 metros de cordón detonante.

De los otros dos zulos encontrados en la tarde de ayer, al menos uno también está ubicado en Herault, en las proximidades de la localidad de Minerve. Este escondite albergaba 17 bidones con unos 300 kilos de explosivos, entre ellos una cantidad no determinada de pentrita, informaron a Efe fuentes de la investigación. Este último escondite está situado en la misma zona que el zulo que fue localizado el jueves con una gran cantidad de material electrónico que hubiera permitido a los terroristas fabricar decenas de bombas-lapa.

El último zulo se encontró en el sur de Francia, cuya situación exacta no ha sido precisada por la fuerzas de seguridad. Al cierre de esta edición todavía no se había inspeccionado su contenido. Además, según indicaron a Efe fuentes de la investigación, la operación sigue abierta.

  • 1